Spanish Chinese (Simplified) English French Japanese Portuguese

 

 

La cita más esperada de  los eventos de vela

Del 26 de diciembre de 2016 al 1 de Enero de 2017 se llevará  a cabo la mítica regata oceánica entre Sídney y Hobart, que celebra en esta edición su 72ava salida consecutiva, y que supone una aspiración para regatistas europeos y americanos, mientras que para los australianos constituye toda una institución nacional al nivel del cricket o el rugby.

Es organizada por el Cruising Yacht Club of Australia (CYCA) y patrocinada por Rolex desde 2002. “The Great Race” (La Gran Regata), como también se le llama, es referencia indiscutible entre las pruebas oceánicas del hemisferio sur; con una fecha de salida establecida desde el año 1945: el 26 de diciembre, un día bautizado como Boxing Day. 5.828 barcos han participado a lo largo de las 71 ediciones disputadas, de los cuales 4.812 completaron el recorrido y 1.016 tuvieron que retirarse por diversas razones.

 

 

 

 

Su trayecto a través de 628M (1.163 km) comienza en la bahía de Sídney y se dirige rumbo al sur en paralelo a la costa de Nueva Gales del Sur y hacia el temido Estrecho de Bass: la peligrosa porción de mar que separa el continente australiano de la isla de Tasmania. La aproximación final a Hobart incluye pasar al pie de las icónicas columnas de basalto Organ Pipes, atravesar Storm Bay y remontar el río Derwent, un tramo de alta dificultad debido a las encalmadas y las corrientes.

La distancia de 600M es común en varias de las regatas de altura más importantes del mundo, como la Rolex Sydney Hobart, la Rolex Fastnet Race (bienal, Reino Unido, 603 millas), la Rolex Middle Sea Race (anual, Malta, 608 millas) o la RORC Caribbean 600 (600 millas, Caribe). Todas ellas comparten el patrocinio de Rolex y promueven valores que forman parte del ADN de la relojera suiza: pasión, resistencia, determinación, excelencia y espíritu aventurero.  Este es uno de los eventos de vela más seguidos del mundo que es transmitido en directo para audiencias millonarias. El número de espectadores apostados por la costa de la bahía de Sídney y a bordo de barcos particulares para despedir a la flota se cuenta por cientos de miles. Así también en la llegada a Hobart, donde los barcos y sus tripulaciones son recibidos por numerosos espectadores.

 

 

 

Durante la pasada edición, 31 barcos de los 108 participantes, tuvieron que retirarse durante el primer día debido a las condiciones frente a la costa australiana. El ganador en tiempo real fue el Comanche del estadounidense Jim Clark –el monocasco más rápido del planeta– que contó con el cántabro Pablo Arrarte como parte de su tripulación. Su recorrido duró 2 días, 8 horas, 58 minutos y 30 segundos. El ganador absoluto en tiempo compensado fue el TP52 Balance del empresario y presentador de TV australiano Paul Clitheroe.

La Rolex Sydney Hobart ha vivido siete décadas de evolución en diseño y navegación a vela. En 1945, el pequeño Rani de 30 pies de eslora (9,1 metros) ganó la edición inaugural con un tiempo de 6 días, 14 horas y 22 minutos. El ganador de 1946 bajó de los seis días, el de 1948 de los cinco, el de 1957 de los cuatro, el de 1975 de los tres y el de 1999 de los dos días. El récord actual lo estableció en 2012 el Wild Oats XI (30,48 metros) en 1 día, 18 horas, 23 minutos y 12 segundos. A lo largo de su historia, seis barcos han logrado el doblete, victoria en tiempo real y en tiempo compensado: Rani (1945), American Eagle (1972), Kialoa II (1977), New Zealand (1980), Sovereign (1987) y Wild Oats XI (2005, 2012). Wild Oats XI es el barco más laureado del evento, con ocho victorias en tiempo real (2005, 2006, 2007, 2008, 2010, 2012, 2013 y 2014). A nivel individual, Tony Cable compitió el año pasado en su edición número 50.

En el año 1998 tuvieron que lamentar el hundimiento de cinco barcos y la pérdida de seis vidas por causa de vientos huracanados, a partir de lo cual, y para garantizar la seguridad de los participantes, la organización instauró una serie de medidas de seguridad que hoy son referencia mundial.  

El ganador absoluto de la Rolex Sydney Hobart recibe la codiciada Tattersall’s Cup y un cronógrafo Rolex único, grabado con el nombre de la regata, la palabra Winner y el año. El hecho de completar el recorrido ya es considerado una hazaña; una prueba de coraje, marinería, trabajo en equipo y superación.

 

 

 

 

Rolex y la vela

Rolex siempre ha estado asociada con actividades motivadas por la pasión, la excelencia, la precisión y el espíritu de equipo.  Es el caso de la vela, su alianza se remonta a finales de la década de 1950. Hoy, Rolex es el patrocinador principal de 15 de los eventos internacionales más importantes de vela entre los que se encuentra la Rolex Sydney Hobart,  la bienal Rolex Fastnet Race, el Rolex Farr 40 World Championship; reuniones como la Maxi Yacht Rolex Cup y la Rolex Swan Cup. Además  brinda apoyo a la International Sailing Federation (Federación Internacional de Vela), y mantiene una estrecha relación con prestigiosos clubes náuticos: el New York Yacht Club (Estados Unidos) y el Royal Yacht Squadron (Cowes, Reino Unido).

 

Texto: AMURA ± Foto: ©Rolex / Daniel Forster

e-max.it: your social media marketing partner