Spanish Chinese (Simplified) English French Japanese Portuguese

 

“Qué maravilloso, nos hemos encontrado con una paradoja. Ahora tenemos una esperanza de progresar.”
- Niels Bohr, físico danés.

 

Todos los humanos dejamos grabada sobre el medio ambiente una marca que se ha dado en llamar “huella ecológica”. Existen en el planeta contados ejemplos de países verdaderamente comprometidos en aliviar esta influencia masiva sobre el cambio climático y otras consecuencias ambientales, cuya atención es cada vez más apremiante. Dinamarca es un ejemplo a seguir en el camino de la sustentabilidad.

Los primeros pasos que tomaron los daneses para lograr su enorme cambio de perspectiva comenzaron a partir de la década de los 70 con la crisis petrolera; desde entonces, decidieron cambiar radicalmente su dependencia de los combustibles fósiles, y comenzaron por construir edificios más eficientes en todos los sentidos. También experimentaron con energías limpias como la eólica o la biomasa que se obtiene a partir del uso de los desechos y residuos –que en todo el planeta son un grave problema, y que aquí se aprovechan para obtener combustible sustentable.

 

Amura,Dinamarca,Denmark,Una perspectiva holística, El jardín botánico forma parte del Museo de Historia Natural de Dinamarca. <br /> El jardín botánico forma parte del Museo de Historia Natural de Dinamarca. 

 

Amura,Dinamarca,Denmark,Una perspectiva holística, Jardín del Rey (Kongens Have) de estilo renacentista,  data del siglo XVII. Jardín del Rey (Kongens Have) de estilo renacentista,  data del siglo XVII.

 

Esta “transición verde” ha probado además ser un eficiente impulsor económico, demostrado por un crecimiento del 40% desde 1990. En cuanto a las emisiones a la atmósfera, se han reducido en un 20%. Dinamarca es hoy por hoy una economía ecológica que no requiere de importar combustible alguno, que planea para el 2020 reducir en un 40% los gases de efecto invernadero, y ser totalmente independiente de los combustibles fósiles para el 2050. Pero va más allá al tomar medidas integrales que abarcan un sinnúmero de acciones respetuosas con el entorno, que pasan también por la difusión y la educación. La formación ecológica en Dinamarca tiene una historia de 30 años de investigación y aplicación práctica, por lo que encabeza este rubro a nivel mundial.

 

“Únete al futuro. Piensa en Dinamarca” 

Dinamarca ya es considerada como un referente mundial en estos temas y ha sido reconocida como “Gift to the earth” por la organización independiente WWF –líder mundial en conservación– por contar con algunas de las grandes empresas de tecnologías limpias globales, y ser una guía en el control de la contaminación. Sus zonas protegidas se denominan como biotopos y zonas especiales que van más allá de ser parques o reservas delimitadas. Se regula la actividad comercial estrictamente para conservar el valor natural e histórico de estos sitios.

El 99% de las aguas residuales se tratan. Han ratificado los convenios sobre Patrimonio de la Humanidad referentes a la conservación de la biosfera, además de los acuerdos sobre el hábitat como los tratados del Antártico, sobre biodiversidad, cambios climáticos, especies en peligro de extinción, vida marina, caza de ballenas, entre otros. En el campo de los productos orgánicos y la industria alimentaria, van en camino a ser 100% ecológicos.

 

Amura,Dinamarca,Denmark,Una perspectiva holística,  El parque de Ørsted en Copenhague. <br /> El parque de Ørsted en Copenhague. 

 

Amura,Dinamarca,Denmark,Una perspectiva holística, Dinamarca tiene una larga tradición ciclista. <br /> Dinamarca tiene una larga tradición ciclista. 

 

Amura,Dinamarca,Denmark,Una perspectiva holística, La torre Mærsk y el parque natural SUND en Copenhague, recibieron el galardón más alto de Escandinavia por su enorme techo verde diseñado por el estudio SLA. <br /> La torre Mærsk y el parque natural SUND en Copenhague, recibieron el galardón más alto de Escandinavia por su enorme techo verde diseñado por el estudio SLA. 

 

Amura,Dinamarca,Denmark,Una perspectiva holística, El estudio danés CEBRA combina instalaciones educativas de usos múltiples y espacios verdes. El estudio danés CEBRA combina instalaciones educativas de usos múltiples y espacios verdes.

 

“Teniendo respeto y reverencia por la vida, entramos en una relación espiritual con el mundo”. 
Albert Schweitzer

 

En Copenhague, los propietarios de las azoteas deben, por ley, sembrar algún tipo de vegetación para que el espacio esté mayormente cubierto de plantas, y se han propuesto crear ciudades con un enfoque holístico, con soluciones inteligentes que los conviertan en lugares seguros y atractivos, preocupados por el medio ambiente y de quienes los habitan. Lo mismo ocurre con el tratamiento y la calidad del agua, la adaptación de los equipos para ambientar el clima de las casas con el uso de tecnologías sustentables e inteligentes. Toman muy en cuenta la movilidad urbana, y han dado un paso sin precedentes al lograr que los habitantes de la ciudad sean conscientes de que son parte de la solución, por lo que el uso de la bicicleta como transporte es masivo. Otro ejemplo remarcable es la isla de Samsø, situada a unos 150 kilómetros de Copenhague, en el mar del Norte, que es prácticamente independiente energéticamente.

 

Texto: María del Carmen. B. Hernández ± Foto: opyright Wonderful Copenhagen / grupo novelec / nature scapebc / public space / visit Copenhagen

e-max.it: your social media marketing partner