La cultura náutica de los mexicanos parece haber despertado, al conjugarse nuevos destinos turísticos con marinas, una mayor infraestructura náutica, así como el incremento en el número de empresas que ofrecen servicios e incluso también una mayor oferta de marcas internacionales.

Hace pocos años, el arraigo de la cultura del “yatismo” en México parecía concentrarse en unos cuantos destinos y no tener nada de arraigo, hoy la situación es distinta.

En opinión de Roberto Aboumrad, fundador y presidente de la firma Performance Boats, para los mexicanos hoy es muy buena oportunidad de comprar embarcaciones, así como para el mercado en general porque los precios han bajado mucho. Adicionalmente, la infraestructura de marinas en México ofrece cada vez más alternativas, más atractivos, más destinos.

 

image Ampliar
 
 

Puntualizó que en México ha evolucionado mucho la cultura náutica, aunque falta mucho camino por recorrer. Dijo que debemos adoptar la cultura europea y la cultura estadounidense "del hacerlo nosotros mismos", es decir, de disfrutar nuestra embarcación en todos los sentidos, desde navegaría, limpiarla, estacionarla, ya que en México por desconocimiento no lo hacemos y nos perdemos una gran parte de esa experiencia, apuntó.

“Llevo 25 años navegando y ninguno de mis viajes es igual, por eso las personas deben adquirir una embarcación porque siempre tendrán una experiencia única".

Sobre este mismo aspecto, Augusto de Otaduy, director general de Performance Boats Los Cabos, opinó que “la cultura náutica en México ya despertó, lo más importante es que hoy en nuestro país se tiene la capacidad de comprar una embarcación. Hace 20 años no se podía traer un yate pero hoy es muy diferente, tienes variedad de marcas y cada vez crece más la infraestructura de servicio".

La construcción de nuevas marinas en diversos destinos mexicanos se convierte en nuevas oportunidades para que crezca esta industria. “No puede haber cultura si no hay infraestructura con qué soportarla, va de la mano", afirmó.

 

image Ampliar
 
 

Por su parte, Javier Navarro, director comercial de Ferretti México, consideró que “hemos ¡do viviendo una madurez de los clientes en el mercado. Los astilleros ven a México como un mercado atractivo y con potencial. La cultura náutica va aumentando, algunos núcleos económicos fuertes se desplazan a las costas y no sólo como destinos turísticos, todo ello acompañado de una infraestructura a nivel nacional que mejora paulatinamente. Son muchos factores a la vez”.

Sobre el hecho de que los mexicanos estamos aprendiendo la cultura del “yatismo" apuntó: “Cuando hablo con nuestros clientes y regresan con historias nuevas, describiendo experiencias que nunca creyeron fueran tan mágicas, hace que todo nuestro esfuerzo valga la pena y esto me entusiasma para poder lograr que más familias tengan estas vivencias y sigan visitando nuevos destinos por mayores temporadas”.

“Como el mercado de yatismo ha ¡do creciendo, tanto los charters como el mercado de yates usados también lo ha hecho”.

José Luis Arana, representante y director de Fraser Yachts México, consideró que en los últimos 10 años el mercado mexicano ha crecido. Las marinas en la costa del Pacífico y el Caribe mexicano han atraído una gran cantidad de nuevos barcos, con sus nuevas instalaciones.

Adicionalmente, dijo que en la última década se ha convertido en una moda el tener un barco en México, donde todos los nuevos vendedores han hecho un excelente trabajo de mercadotecnia.

Como parte de la evolución de la cultura náutica en México, a principios de febrero pasado, Fraser Yachts realizó la presentación de su operación de Charters en la costa del Pacífico de la República Mexicana.

 

image Ampliar
 
 

Sorprende el Boat Show en Puerto Vallarta

Sobre el Boat Show que se realizó del 12 al 16 de marzo en las instalaciones de la Administración Portuaria Integral de Puerto Vallarta, Joaquín Soto, director de negocios para América Latina de Brunswick, señaló que un evento como éste ayuda a desarrollar la cultura náutica de los mexicanos “este fue uno de los objetivos primordiales”.

Para uno de los más entusiastas promotores del evento, por primera vez se presentó un número impor- tante de embarcaciones nuevas, de todas las categorías, para todos los usos y de las marcas más importantes.

Joaquín Soto puso como ejemplo el caso de las embarcaciones de uso recreacional, lanchas deporti- vas, yates de pesca, de agua dulce de presas hasta pesca deportiva de altamar, además de firmas de partes y accesorios, etcétera.

Finalizó diciendo que México es un mercado muy atractivo, al grado de que el aho pasado fue a nivel mundial el país que más creció del mercado náutico.

Roberto Aboumrad comentó que Performance Boat fue gran impulsor del Boat Show de Puerto Vallarta, y decidieron hacerlo este aho porque se lograron las condi- ciones para hacer un evento de categoría internacional.

Por su parte, Augusto de Otaduy, señaló que "tuvimos en Vallarta una respuesta fuera de las expectativas, con más de mil 500 compradores, todos mexicanos y cerramos buenas operaciones*.

Un elemento muy importante que destacó fue que el 50% de la gente que asistió busca su primera embarcación, lo que significa que en tres o cuatro anos estos primeros visitantes serán gente de mar.

Cuestionamos a Javier Navarro sobre el hecho de que los mexicanos son muy asiduos visitantes en los Boat Shows de La Florida y por ello qué ventajas tendría el de Vallarta sobre los anteriores. Apuntó al respecto que para algunos será la cercanía y la facilidad de com- partir esta experiencia con familiares y amigos. Y para los amantes del Pacífico, la posibilidad de comprar yates que ya están en las costas mexicanas. 

 

 

Texto: Ricardo Vázquez ± Foto: Cortesía de Pershing Yachts, Azimut Yachts, Brunswick, Archivo

e-max.it: your social media marketing partner