Un verdadero megayate

Cuando se piensa en verdaderos megayates, sólo algunas marcas vienen a la mente. Una de ellas, es Lürssen, el sello alemán que siempre se ha distinguido por impresionar año tras año con sorprendentes modelos, grandes diseños y características especiales.

El año pasado fue lanzado al mercado, de la mano de los brokers Moran Yachts, el yate Phoenix, con capacidad de para 12 invitados más dueños, y una tripulación de 16. Podría parecer excesivo, pero para mantener en punto óptimo una embarcación que alcanza los 200 pies, se necesita toda la ayuda que se pueda tener.

Uno de los primeros espacios en impresionar al abordar, es el hall de recepción, enmarcado por la hermosa escalera del atrio, que llega a los cuatro niveles, pasando por la cubierta inferior de invitados, el salón, el gimnasio y terminando en el asoleadero de la cubierta superior. Una vez adentro, el Phoenix logra dar esa sensación que pocos barcos ofrecen; uno puede olvidarse por momentos de que se encuentra a bordo de un yate y pensar que es un invitado a tomar los aperitivos en una lujosa mansión, ésa es la magia del Phoenix, convertir una embarcación de recreo en algo tan amigable y acoger como lo es una casa de campo en las montañas.

 

 

Por otro lado también son de notar sus elegantes diseños interiores, inspirados en la decoración de los años treinta con un toque moderno, ya que cada espacio cuenta con su ambiente y encantos propios, las escaleras temáticas en forma de olas, los elevadores activados por movimiento, las pantallas de plasma que se asoman de diferentes compartimentos al toque de un botón El Phoenix conjunta estilos sin sacrificar tecnología.

El mismo esmero que se le puso al diseño interior se le dio al proyecto exterior y la distribución de los espacios, ya que mientras que por norma, todo barco debe estar pensado para aprovechar cada milímetro de espacio sin importar la necesidades de los dueños, en Lürssen se pensó en dar comodidad y evitar la claustrofobia de los huéspedes, pero –y esto es muy importante-, respetando la norma de funcionalidad que debe reinar en un yate de esta categoría.

 

 

 

 

Por fuera, en la cubierta superior, el jacuzzi-bar ofrece un espacio muy pocas veces visto en un yate, un área multiusos que lo mismo puede ser asoleadero, sala de eventos, y el lugar de encuentro para tomar aperitivos en un ambiente muy especial.

Por muchas razones, los alemanes están a la vanguardia en diferentes ramos, y con el Lürssen Phoenix, demuestran que el mundo náutico también es territorio que conocen bien. El Phoenix se encuentra en este momento navegando las aguas del mar Mediterráneo.  

 

 

 

Características

Eslora

60.97 m

Manga

12.34 m

Calado

3.75 m

Capacidad de Combustible

40,700 L

Alcance (a 30 nudos)

7,700 millas

Embarcaciones de recreo

2 x CAT 3508B 1000 Hp

2 xSpecial Craf

 

Texto: Miguel Ángel Castilla ± Foto: Moran Yachts

e-max.it: your social media marketing partner