El mundo de los súper yates tiene nombres y representantes bien establecidos. No obstante, no es poco común que una naviera de prestigio se arriesgue a ingresar a este selecto y competitivo grupo. Éste es el caso de Azimut, que además de construir un gran ejemplar entre las embarcaciones de lujo de más de 100 pies, logró crear amplios espacios interiores. Hablamos por supuesto del Azimut Leonardo 100.

En lo que representa una verdadera obra de arte, el Leonardo 100 de Azimut guarda un perfecto balance entre proporción, espacio y diseño, esto a la escala de un gran yate. Asimismo, destaca entre los yates con flybridge, con innovaciones de diseño en esta área del barco, y que combina armónicamente con el aspecto aerodinámico y liso. Hacia la popa, la superestructura se inclina un poco hacia atrás, esto con la finalidad de acentuar el carácter agresivo de sus líneas.

 

 

 

 

Creado por el ya reconocido Stefano Righini, el exterior del Leonardo 100 no es disímil al resto de la flota Azimut, aunque el mayor tamaño le permite ostentar sus líneas de manera mucho más imponente que sus predecesores. Con 30.45 metros de eslora y 6.8 metros de manga, su casco luce tonalidades entre las cubiertas blancas y la parte inferior en azul oscuro, creando un elegante contraste.

Las primeras características que sobresalen del yate son las grandes áreas exteriores que se encuentran a disposición del dueño y de los invitados, además de que las divisiones que usualmente se encuentran en embarcaciones de este tamaño han sido removidas, con el fin de otorgar una mayor sensación de espacio.

El flybridge se distingue por su inconfundible forma; cuenta con un área de comedor, camas de sol y un jacuzzi, los cuales se encuentran protegidos por un moderno techo de fibra de vidrio y cristal. 

 

 

El diseño del techo, en vez de romper con el resto del yate (como suele ocurrir con los súper yates), se conjuga con el casco para lucirse con el resto de las finas líneas que integran al Leonardo 100. Hacia la proa, cerca del pasamanos, se encuentra un tercer comedor, ideal para desayunos o para tomar el sol mientras se disfruta de una bebida, creando así un ambiente mucho más hospitalario en el exterior. Por su parte, en la proa hay un control de mando secundario.

Al igual que en el exterior del yate, en el interior también se abren espacios, aunque con una mayor libertad en cuanto a diseño. El amueblado, hecho con madera de zebrano, está dispuesto de manera que no oculte los ventanales, que a su vez, y siguiendo la tendencia actual en ahorro de energía, están ubicadas en cada habitación del Leonardo 100, lo que permite una generosa entrada de luz natural. Las tonalidades claras en los sillones y algunas secciones del techo, así como el suelo de teca que predomina en la cubierta principal, contrastan con la madera oscura en los acabados de la mayor parte de los muebles.

 

 

 

La cubierta principal alberga algunas de las áreas más importantes del Leonardo 100. La entrada en la popa recibe al dueño y a sus invitados con un antecomedor para 8 personas, idóneo para degustar una cena, mientras se admira la majestuosidad del océano a través de la panorámica que ofrece esta parte del barco. Hacia el corazón del yate se encuentra el salón principal, que cuenta con un amplio sillón y un área de bar, así como una pantalla LCD. Finalmente, en el extremo de la proa se encuentra el puente de mando.

 

 

Por su parte, la cubierta inferior da cabida a las habitaciones, en las que se ha optimizado la organización de cada una. El camarote principal, ubicado en el corazón de la nave, es la habitación con más espacio en toda la nave; posee dos sillones, vestidor y guardarropas amplios, área de vanidad con lavabo doble, y ducha de hidromasaje. De la misma manera, las habitaciones VIP ofrecen una cama doble y otras dos con dos camas individuales. Todas ellas se benefician de ventanas amplias que permiten la entrada horizontal de luz natural.

El almacenaje del Leonardo 100 admite dos motos acuáticas y una barcaza, mientras que sus dos motores MTU V16 2000 M92 son capaces de impulsar la embarcación a una velocidad máxima de 32 nudos.

 

 

 

Especificaciones

Eslora

30.75 m

Manga

6.8 m

Capacidad agua

1,800 l

Capacidad combustible

10,980 l

Motor 

2 x 2216 Mph MTU V16 2000 M92

Desplazamiento

220,462 lb100,000 Kg

Velocidad máxima / 

32 nudos(59.3 km/h)

 

Texto: AMURA ± Foto: Azimut

e-max.it: your social media marketing partner