Marruecos no desea que los extranjeros descubran este pueblo en la costa Atlántica de Sahara del Oeste que está convirtiéndose en un destino del surfeo en vela. Muchos lo visitan por su estilo bohemio: salvaje, remoto, lleno de sol con cultura Tuareg. Tranquilo durante el día gracias al calor del Sahara, cobra vida al atardecer dentro de cafés y restaurantes.

 

Texto: AMURA ± Foto: Panoramio, Jorge García, CHN, Morgue File

e-max.it: your social media marketing partner