El Monte Saint-Michel es una isla rocosa situada en la desembocadura del río Couesnon, en Francia. Es inaccesible. Las mareas espectaculares de la bahía contribuyeron a hacer del monte una fortaleza durante siglos. Una estatua de San Miguel colocada en la cumbre de la iglesia abacial se erige a 170 metros por encima de la orilla. Actualmente se puede acceder por carretera.

 

Texto: AMURA ± Foto: Flickr

e-max.it: your social media marketing partner