Ampliar
 
 

A la orilla del río Adour, en la costa vasca, la antigua ciudad amurallada impresiona por su elegante catedral Sainte Marie, sus callejones intricados, las cavas góticas y sus castillos. La marina es un verdadero encanto. 

 

Texto: Patrick Monney ± Foto: Cortesía de Insbruck Tourismus

e-max.it: your social media marketing partner