Corazón de los Alpes

Al pie de una de las cadenas montañosas más importantes de Europa está Innsbruck, ciudad capital del estado austríaco de Tirol, y es un destino único para quienes gustan de vacaciones activas. Ya sea en verano o en invierno, las montañas de Innsbruck son ideales para excursiones por verdes prados o para perderse en la nieve esquiando.

No es casual que esta dramática cadena de montañas haya servido de inspiración a tantos filósofos, pensadores y poetas. Entre ellos el suizo Albrecht von Halle, cuyo poema “Los Alpes”, escrito en 1729, pasó a la historia como uno de los primeros himnos a las montañas que habían fascinado y embelesado a todos por igual. El sentimiento que estas montañas han instiga- do a lo largo de la historia ha vanado. En la mitología antigua de los germanos, Alp era un espíritu aéreo que moraba en la cumbre de las montañas más escarpadas, bajando de vez en cuando a perturbar la tranquilidad de los habitantes de las poblaciones cercanas.

 

Ampliar
 
 

También son las dramáticas vistas desde estas imponentes alturas las que inspiraron el concepto de lo “sublime” para los poetas románticos. Lo sublime, en este sentido, evoca una emoción estética que de tan intensa llega a provocar el horror en forma de un torrente inasible de emociones. Muchos poetas, artistas y filósofos han tratado de describir las emociones que embargan a todo aquel que contempla el mundo desde estas imponentes alturas. Sin embargo, basta subir a una de ellas para entender, súbitamente y sin necesidad de explicaciones, a qué se refieren. 

Localizada en el valle del río Inn, en medio de altas montañas, el Nordkette (Hafelekar, 2,334 msnm) al norte, Patscherkofel (2, 246 msnm) y Saile (2,403 msnm) al sur, Innsbruck ha sido la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en dos ocasiones y cuenta con la infraestructura perfecta para todos los deportes de invierno. La ciudad también cuenta con un centro histórico medieval con verdaderas joyas de arquitectura y modernas galerías comerciales.

Las primeras referencias históricas a la zona del Inn se remontan al siglo IV, en el cual los romanos eli- gieron este sitio para establecer un punto militar estratégico entre sus asentamientos. Los primeros documentos referidos a Innsbruck datan del aDo 1187 (“Insprucke" de Inn y Brücke, que significa puente). El asentamiento se convirtió en un impor- tante punto de cruce del río Inn. Entonces, la ruta a través del Passo del Brennero fue el mayor vínculo de transporte y comunicaciones entre el norte y el sur y el camino más sencillo para atravesar los Alpes. La ciudad generaba ingresos ya que se convirtió en un lugar de paso, lo que produjo un desarrollo para la prosperidad de la misma. A partir de su instauración como una ciudad próspera y estratégicamente situa- da, la historia de Innsbruck estuvo vinculada a grandes personajes. La primera figura ligada a la ciudad fue la del duque Federico IV, de la familia de los Habsburgo, quien en 1420 toma residencia en esta ciudad y manda a edificar algunas de sus construcciones más conocidas. Uno de ellos es hoy día uno de los monumentos más representativos de Innsbruck, el Goldenes Dachl o "tejadillo de oro’, construido entre 1497 y 1500.

 

image Ampliar
 
 

El emperador Maximiliano I de Habsburgo (1459- 1519), hijo del emperador Federico III y Leonor de Portugal, mandó a construir varios monumentos en Innsbruck, lugar al que acudía frecuentemente para ir de caza, ir de pesca y explorar las montanas. La capilla situada en la gruta de la roca Martinswand recuerda su pasión por la caza. Cuenta la leyenda que el emperador se perdió por la roca Martinswand durante una partida de caza. Hoy en día es posible visitar uno de los mausoleos de Maximiliano I dentro de la iglesia principal en el centro de Innsbruck (Hofkirche). Ya en el siglo XVIII la emperatriz María Teresa I de Austria favorecía a Innsbruck como uno de los lugares más hermosos en donde apreciar la natu- raleza en todo su esplendor.

Además de ser un lugar de una belleza natural única, Innsbruck es también un centro cultural importante de Europa. La universidad de Innsbruck fue fundada en 1669 y hoy es una de las universidades más importantes de Austria. Una buena parte de la población de la ciudad son universitarios, lo que ayuda a mantenerla vibrante y activa durante todo el aho.

 

Recorrido por la ciudad

Una visita a Innsbruck debe comenzar subiendo los 148 escalones de la torre de la ciudad. Desde ahí puede disfrutar una vista panorámica de la ciudad: el centro histórico a sus pies, donde destacan la facha- da estilo rococó de la casa Heblinghaus, el Tejadillo de oro y el Palacio Imperial. Una ciudad marcada por siempre por el emperador Maximiliano l y la familia Habsburgo. La vista continúa hacia la imponente Cordillera Norte (Nordkette) y, en el horizonte, las cumbres nevadas de los Alpes tiroleses. Después puede dirigirse a la calle Maria-Theresien-Strasse, la más importante de Innsbruck, para disfrutar de una bebida caliente en el centro de la ciudad. Esta es una extensa zona peatonal entre imponentes casas anti- guas y modernas galerías comerciales. Aquí se encuentra la Columna Annasáule y el Arco del Triunfo (Triumphforte), monumento conmemorativo de los acontecimientos que sucedieron en 1765. En ese ano el hijo de María Teresa, Leopoldo II, se casó con la infanta española María Ludovico. Después de los festejos de la boda falleció de manera repentina el marido de María Teresa, el emperador Francisco I Esteban de Lothringen. El arco del triunfo recuerda ambos acontecimientos. En un lado se muestran escenas alegres, y en el otro, motivos tristes. También vale la pena visitar la típica basílica de Wilten, la más bella iglesia de estilo rococó de Tirol. Esta data del ano 1755 y es un importante lugar de peregrinación. Más adelante, puede dirigirse al Castillo de Ambras, hoy día el Museo de Historia del Arte de Innsbruck. Un castillo renacentista famoso por su colección de retratos de la legendaria familia Habsburgo y piezas originales de la época. 

 

Ampliar
 
 

Perderse en el vértigo blanco de la nieve

Las facilidades para practicar todos los deportes de invierno en Innsbruck y sus alrededores son casi inagotables. El Olympia SkiWorld Innsbruck reúne ocho regiones de esquí: Nordpark-Seegrube, Patscherkofel, Axamer Lizum, Muttereralm, Glungezer, Schlick 2000, Stubaier Gletscher, Kühtai y Rangger Kópfl. El Olympia SkiWorld Innsbruck es uno de los centros de esquí más importantes de los Alpes con 75 remontes y 270 km de pistas con nieve asegurada.

 Nordpark-Seegrube-Hafelekar

El recinto de deportes más importantes de Innsbruck cuenta con un funicular hasta el Hafelekar a 2,343 m de altitud. Este es un importante centro de esquí y snowboard con espectaculares vistas panorámicas y excursiones durante todo el ano.

Patscherkofel-Zirbenweg

La montana olímpica de Innsbruck, de 2,250 m de altitud, donde se celebraron las carreras de descenso masculino durante los Juegos Olímpicos de Invierno en 1964 y 1976. Este es el jardín alpino de mayor alti- tud en los Alpes y cuenta con una pista olímpica de bob y trineo.

 Axamer Lizum

Una región popular tanto de esquí como de senderismo, situada entre 1,600 y 2,300 m de altitud, también es conocida como el dorado del snowboard.

 

Ampliar
 
 

Muttereralm

Estación de esquí recientemente renovada. Dispone de pistas suaves para principiantes y familias. Ideal para la práctica del trineo. El acceso se puede realizar a través de un tranvía panorámico y nostálgico que sale del centro de Innsbruck.

 Olungezer-Zirbenweg

Esta es una región ideal para el turismo familiar de invierno y de verano. Situado al oeste de Innsbruck, ofrece una extensa red de caminos señalizados para la práctica del senderismo.

 Stubaier Gletscher

El glaciar de Stubai, o el “reino de la nieve eterna", es la atracción más importante de la región de Tirol en lo que a deportes de invierno se refiere. Durante todo el ano, este lugar ofrece excelentes condiciones de nieve para la práctica del esquí. De 1,750 a 3,200 m de altitud, Stubai tiene las mejores pistas de esquí de toda Austria y cuenta con instalaciones modernas y de fácil acceso.

  

Ampliar
 
 

Valle de Kühtai Sellraintal

Imponentes cumbres, extensos valles y pintorescos lagos situados entre 900 y 1,690 m de altitud son los mayores atractivos de este romántico paraíso natu- ral. Al final del valle, a 2,020 m de altura, se encuen- tra la estación de esquí situada a mayor altitud de toda Austria.

Rangger Kbpfl

Esta montaña de 1,939 m de altitud se encuentra cerca del pueblo de Oberperfuss. Cuenta con rutas de alta montana y aquí se puede realizar la famosa ruta de la Rosa de los Alpes. El turismo familiar de esquí y de trineo es especialmente frecuente en esta localidad. 

 Pueblos vecinos

La región de Tirol cuenta también con 25 pueblos tra- dicionales y pintorescos muy cercanos a Innsbruck y fácilmente accesibles a lo largo del río Inn. Estos son algunos de los más importantes.

 Kematen

El nombre de esta ciudad viene de la palabra latina "caminata'’, lo cual evoca la belleza de sus alrededo- res. Este pueblo combina la tradición con las varia- das actividades deportivas típicas de esta zona. Situado en la entrada del valle Sellrain, Kematen es el punto de salida para diversas excursiones por las montanas. 

 

Ampliar
 
 

Rum

De los pueblos vecinos de esta zona, Rum es el más cercano a Innsbruck. Desde aquí se llega al parque alpino de Karwendel, en donde se pueden practicar una gran variedad de deportes tanto en invierno como en verano. El pueblo también cuenta con edificaciones que datan de la segunda mitad del sigloXIll.

 Vflls

El espectacular lago de Vols es el mayor atractivo de este pueblo. También aquí se encuentra el Museo de Thurnfels, el cual alberga una importante colección de artefactos que datan de la era de bronce y que fueron descubiertos en esta localidad en 1881/82. La vista de las montanas desde esta localidad es algo que no debe perderse. 

 

Ampliar
 
 

Zirl

Un lugar histórico, al pie del monte Zirl y de la impo- nente roca de Martinswand, donde el emperador Maximiliano se perdió durante una partida de caza. Este lugar es famoso por sus vinos y por ser propicio para las hermosas “orquídeas alpinas", que pueden apreciarse en el camino. Aquí se encuentran también las ruinas del castillo de Fragenstein que datan del siglo XII. Todo esto combinado con variadas activida- des deportivas como escalada de roca, excursiones, bicicleta y esquí.

 Clima

En invierno, el Tirol es ideal para la práctica del esquí. Numerosas estaciones ofrecen todos los servicios y propuestas, así como un gran ambiente de aprèsski. De abril a septiembre el verde cubre los valles y entonces el senderismoy el alpinismo son los depor- tes estrella.

La región de Innsbruck y sus pueblos vecinos tienen un clima relativamente frío durante todo el año. Debido a que se trata de una región montañosa, el clima puede cambiar drásticamente en un solo día. En el verano es posible tener días plácidamente cálidos seguidos de días fríos y con viento helado. Durante el invierno la nieve está garantizada y el clima es ideal para la práctica de los depor- tes invernales.

Además de las múltiples oportunidades de esquí durante el invierno, la navidad es una fecha impor- tante en el calendario de Innsbruck y sus alrededores. En estas fechas se instala el mercadillo navideño en Innsbruck y toda la provincia se llena de adornos y luces. 

Dinero

La moneda oficial de Austria es el euro. El tipo de cambio es de 16.32 pesos mexicanos por euro. Es posible pagar con tarjeta de crédito en la mayoría de establecimientos y hoteles, y también es muy sencillo retirar efectivo de cajeros situados en toda la ciu- dad. Dar propina es frecuente en Austria. En restaurantes la propina puede variar de 10 a 15 % del total de la cuenta.

 Cómo llegar

La mejor forma de llegar a Innsbruck es volando hasta Frankfurt desde México con Lufthansa. El vuelo a Frankfurt desde la Ciudad de México tiene salidas diarias directamente a Frankfurt y desde Frankfurt hay dos vuelos diarios al aeropuerto de Innsbruck a través de Austrian Airlines. Otra opción es volar a Frankfurt y continuar hasta Munich. En la ciudad alemana se puede alquilar un coche para continuar a Innsbruck, o bien viajar en autocar o con el tren Transalpino, que realiza un bello recorrido entre valles y cartones encajados entre las montanas. 

 

Gastronomía

La comida de la región del sur de Tirol se precia de una tradición muy antigua. El vino y los quesos abundan en esta región y forman parte de la vida cotidiana. Las tradiciones de la región se encuentran íntimamente ligadas a estos productos. Una de estas tradiciones está expresada en la palabra “Torggelen", proveniente del latín "torquere”, que significa presionar y girar. Esto se refiere a la técnica de presionar la cosecha de la uva, que fue la manera tradicional de hacer vino anos atrás. Era una costumbre de la gente local caminar de viñedo en viñedo para probar el vino de la nueva cosecha, una práctica que sigue viva hoy en día.

El clima de la montana se refleja en la consistencia de sus platillos principales. Algunos ejemplos son: el tiroler Grostl (papas con jamón frito), los kárntner Kasnudl (pasta rellena con queso), el Tafelspitz (carne de res hervida), las salchichas de todo tipo y otros platos más conocidos como la wie- ner Schnitzel (escalopa «a la vienesa») y postres como el Apfelstrudel ¿pastel de manzana). En Innsbruck, en las callecitas del centro histórico, abundan los restaurantes acogedores y las antiguas fondas familiares.

 Compras

En el Tirol destaca la artesanía realizada en madera. Otros productos típicos son los trajes tiroleses para dama o Dirndl, que hoy en día son disertados en ver- siones modernas y muy costosas. 

En Innsbruck se puede visitar la sede de la tienda de cristales Swarovski, donde se exponen y venden objetos realizados con este material. También se puede recorrer su singular museo, donde todo gira alrededor del mundo del cristal. El museo. Mundos de Cristal Swarovski, está situado a 20 km al este de Innsbruck, en Wattens. Este museo es el más visita- do de Austria después del castillo de Schonbrunn de Viena. El cristal exhibido en sus salas fascina a todos los visitantes con sus destellos multicolores. Las piezas están hechas por diversos artistas internacionales. El museo también cuenta con una tienda de regalos muy bien surtida.

 Documentación

Para estancias que no excedan los 90 días es necesa- rio el pasaporte vigente y que tenga validez por al menos tres meses después de la fecha de su viaje. También es preciso llevar el boleto de salida.  

 

Info

Margarita Liceag

Servicios Especiales de Leisure

BCD Travel

Tel: (55) 9138 3023

conmutador: (55) 9138 3000

www.bcdtravel.com.mx

margarita.liceaga@bcdtravel.

 

 

Texto: ± Foto: Cortesía de compás int • compass int © Innsbruck Tourismus

e-max.it: your social media marketing partner