Desde los tiempos de la civilización egipcia Asuán era un puerto importante, donde se detenían las falucas que navegaban por el Nilo. Hoy es el puerto de donde zarpan los cruceros, que recorren el Nilo hasta Luxor, descubriendo templos y paisajes. 

 

Texto: AMURA ± Foto: Patrick Monney.

e-max.it: your social media marketing partner