image Ampliar
 
 

 

A la orilla de un hermoso lago se elevan los fabulosos edificios del Palacio del Maharajá y de la ciudad, con sus “ghats” o escalera para las abluciones. Dos palacios de mármol habitan unas islas y parecen estar flotando. 

 

 

Texto: Patrick Monney ± Foto: Patrick Monney

e-max.it: your social media marketing partner