Un nuevo paraíso

A prin­ci­pios de los años trein­ta se hi­zo fa­mo­so por ser un re­fu­gio de aven­tu­re­ros y pes­ca­do­res, pe­ro en la úl­ti­ma dé­ca­da Puer­to Pe­ñas­co, co­no­ci­do co­mo “Rocky Point” en­tre los es­ta­dou­ni­den­ses, se ha cons­ti­tui­do co­mo el prin­ci­pal des­ti­no tu­rís­ti­co pla­ye­ro de los ha­bi­tan­tes de Ari­zo­na.

Puer­to Pe­ñas­co es­tá en­cla­va­do en el no­roes­te de So­no­ra, en la par­te al­ta del Mar de Cor­tés, a 100 km de la fron­te­ra con Es­ta­dos Uni­dos (350 km de Phoe­nix); al no­roes­te co­lin­da con San Luis Río Co­lo­ra­do, al su­res­te con Ca­bor­ca y su lí­mi­te al sur es el Gol­fo de Ca­li­for­nia.

 

image Ampliar
 
 

Su po­bla­ción se es­ti­ma en 31,757 ha­bi­tan­tes, pa­ra quie­nes las prin­ci­pa­les ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas son la pes­ca, el tu­ris­mo y el co­mer­cio. Pre­ci­sa­men­te, sus 110 km de li­to­ral le ha­cen po­see­dor de re­cur­sos muy va­lio­sos pa­ra la ex­plo­ta­ción de las dos pri­me­ras ac­ti­vi­da­des.

Por ejem­plo, en ma­te­ria de in­fraes­truc­tu­ra tu­rís­ti­ca ya cuen­ta con más de 70 res­tau­ran­tes, 42 ho­te­les y mo­te­les con 2,012 ha­bi­ta­cio­nes —que re­pre­sen­tan más de 14% del to­tal de So­no­ra—, así co­mo 14 es­ta­cio­na­mien­tos pa­ra ca­sas ro­dan­tes con un to­tal de 1,435 es­pa­cios.

Las ex­pec­ta­ti­vas de es­te sec­tor son só­li­das y de al­to im­pac­to en la es­truc­tu­ra so­cioe­co­nó­mi­ca del lu­gar; la afluen­cia tu­rís­ti­ca as­cien­de a 1,000 vi­si­tan­tes dia­rios, de los cua­les 85% pro­vie­nen de Ari­zo­na. El pro­me­dio de es­tan­cia de es­tos tu­ris­tas es de 3.1 días, crean­do un ín­di­ce de ocu­pa­ción ho­te­le­ra de 50%.

 

 

Tam­bién hay que con­si­de­rar que es­ta ciu­dad se en­cuen­tra en zo­na li­bre, don­de el tu­ris­ta tie­ne la fa­ci­li­dad de in­ter­nar­se en nues­tro país, sin la ne­ce­si­dad de realizar nin­gún trá­mi­te mi­gra­to­rio.

La dis­tan­cia a la ca­pi­tal del Es­ta­do es de 522 km, con un tiem­po apro­xi­ma­do de re­co­rri­do por ca­rre­te­ra de cin­co ho­ras, aun­que cuen­ta con un ae­ro­puer­to internacio­nal de cor­to al­can­ce que brin­da to­das las fa­ci­li­da­des a quie­nes lle­guen por es­ta vía.

La afluen­cia anual de vi­si­tan­tes na­cio­na­les es de unos 200,000, que lle­gan de es­ta­dos ve­ci­nos, so­bre to­do, tam­bién por vía te­rres­tre, aun­que en el Es­ta­do hay tres ae­ro­puer­tos im­por­tan­tes (no tan cer­ca­nos a Puer­to Pe­ñas­co): Her­mo­si­llo, Guay­mas y Ciu­dad Obre­gón.

  

Im­pul­so al tu­ris­mo náu­ti­co
En sus 1,200 km de área cos­te­ra, So­no­ra cuen­ta con tres ma­ri­nas en fun­cio­na­mien­to y otras tres en cons­truc­ción. En la Ba­hía San Car­los, del mu­ni­ci­pio de Guaymas, se ubi­can dos de las más im­por­tan­tes: Ma­ri­na San Car­los y Ma­ri­na Real, que jun­tas pro­veen 700 es­pa­cios hú­me­dos (más una en cons­truc­ción) Ma­ri­na Ba­co­chi­bam­po, en la ba­hía del mis­mo nom­bre. La ter­ce­ra se en­cuen­tra en Puer­to Pe­ñas­co, aun­que tie­ne una ca­pa­ci­dad li­mi­ta­da a 19 es­pa­cios: nue­ve de 31 pies, nue­ve de 41 y uno de 71 pies.

Los de­re­chos de uso de to­dos es­tos es­pa­cios es­tán ven­di­dos y ge­ne­ral­men­te es­tán ocu­pa­dos por las em­bar­ca­cio­nes de sus due­ños, que acos­tum­bran tam­bién su­ba­rren­dar (se di­ce que se co­bra has­ta 20 dó­la­res por pie por día). Ade­más, exis­te el pro­yec­to de cons­truir una nue­va ma­ri­na en es­te des­ti­no y otra en Ba­hía Kino, del mu­ni­ci­pio de Her­mo­si­llo.

La ma­ri­na de Puer­to Pe­ñas­co cuen­ta con ser­vi­cios de ener­gía eléc­tri­ca, agua po­ta­ble, vi­gi­lan­cia y te­lé­fo­no, y la ad­mi­nis­tra­ción pro­por­cio­na ser­vi­cios de mantenimiento a los usua­rios.

 

image Ampliar
 
 

Las ma­yo­res opor­tu­ni­da­des de de­sa­rro­llo pa­ra las ma­ri­nas tu­rís­ti­cas de la re­gión las ofre­ce la Es­ca­le­ra Náu­ti­ca del Mar de Cor­tés / Es­ca­las Náu­ti­cas Sin­glar, an­te la ex­pec­ta­ti­va de la ten­den­cia ac­tual ha­cia la ex­pan­sión del mer­ca­do náu­ti­co, es­ti­mu­la­do por la de­man­da nor­tea­me­ri­ca­na.

 

Mu­cho que ha­cer
So­no­ra tie­ne una si­tua­ción geo­grá­fi­ca pri­vi­le­gia­da al es­tar ro­dea­do de mar, de­sier­to y mon­ta­ñas. Por ello, el vi­si­tan­te pue­de rea­li­zar va­ria­das ac­ti­vi­da­des, co­mo bu­ceo, tu­ris­mo eco­ló­gi­co y ci­ne­gé­ti­co, pes­ca en mar y en pre­sas y tu­ris­mo náu­ti­co.

Ade­más, el cli­ma pre­do­mi­nan­te en Puer­to Pe­ñas­co es se­co-cá­li­do y sus tem­pe­ra­tu­ras me­dias anua­les os­ci­lan de 12 a 18 °C la mí­ni­ma y de 22 a 27 °C la má­xi­ma, con llu­vias en in­vier­no.

 

image Ampliar
 
 

Puer­to Pe­ñas­co po­see pla­yas de enor­me be­lle­za na­tu­ral. Ki­ló­me­tros y ki­ló­me­tros de blan­ca are­na y aguas de olea­je sua­ve lo ha­cen ideal pa­ra prac­ti­car sur­fing, ve­leo, es­quí, pa­seos en lan­cha o sim­ple­men­te ca­mi­nar y dis­fru­tar la sua­ve ca­ri­cia de la bri­sa ma­ri­na.

Pe­ro si lo que le gus­ta es la ac­ción, en el De­sier­to de Al­tar nun­ca ter­mi­na. Las mo­tos es­pe­cia­les pa­ra la are­na y los bug­gies au­men­tan la emo­ción al má­xi­mo en jó­ve­nes fa­ná­ti­cos de las ca­rre­ras y prue­bas de­por­ti­vas que ca­da año su­man un ma­yor nú­me­ro de adep­tos.

Asi­mis­mo, pa­ra el tu­ris­ta eco­lo­gis­ta el des­ti­no le re­ser­va una es­pe­cial sor­pre­sa: la Sie­rra del Pi­na­ca­te, es­cu­do vol­cá­ni­co de­cla­ra­do Re­ser­va de la Biós­fe­ra y con­si­de­ra­do una jo­ya na­tu­ral úni­ca.

 

 

Pes­ca y Bu­ceo
Por su­pues­to, en Puer­to Pe­ñas­co, la pes­ca y el bu­ceo se prac­ti­can con to­da se­gu­ri­dad. Pa­ra quie­nes bus­can ex­plo­rar el mun­do sub­ma­ri­no, la cer­ca­na is­la San Jorge ofre­ce la opor­tu­ni­dad de con­vi­vir con lo­bos ma­ri­nos, del­fi­nes y las ra­ras "va­qui­tas", es­pe­cie en pe­li­gro de ex­tin­ción que só­lo se en­cuen­tra en el Al­to Gol­fo de Ca­li­for­nia.

El Acua­rio de CER-MAR es un cen­tro de es­tu­dios ma­ri­nos abier­to al pú­bli­co, don­de di­ver­sas es­pe­cies pue­den ser ob­ser­va­das, co­mo las tor­tu­gas y los ca­ba­lli­tos de mar, pul­pos, nu­me­ro­sas es­pe­cies de pe­ces y cria­tu­ras que vi­ven en la pro­fun­di­dad del mun­do ma­ri­no.

En Puer­to Pe­ñas­co se pue­den cap­tu­rar es­pe­cies atrac­ti­vas, co­mo co­chi­to, len­gua­do, ca­bri­lla y do­ra­do, ade­más de una es­pe­cie de enor­me ta­ma­ño lla­ma­da “pes­ca­da", que pue­de lle­gar a pe­sar has­ta 450 ki­los. Las tem­po­ra­das más via­bles pa­ra la pes­ca en es­te lu­gar son los me­ses de fe­bre­ro, ju­lio, agos­to y sep­tiem­bre. El co­chi­to y la ca­bri­lla se ha­llan to­do el año, y de oc­tu­bre a fe­bre­ro se en­cuen­tra ba­ya, pes­ca­da, par­go, ba­que­ta, cor­vi­na, sie­rra y pám­pa­no. En abril: pez do­ra­do y ve­la.

 

image Ampliar
 
 

En Puer­to Pe­ñas­co ac­tual­men­te se ce­le­bran tres im­por­tan­tes tor­neos, uno de ellos es “La Cho­lla Bay Club”, que se rea­li­za a prin­ci­pios de ju­lio, y dos or­ga­ni­za­dos por De­sa­rro­llos Tu­rís­ti­cos de Pe­ñas­co, el pri­me­ro du­ran­te fe­bre­ro, mar­zo y abril, y el se­gun­do, co­no­ci­do co­mo “An­gler of the Year”, en fe­bre­ro y oc­tu­bre.

Por otra par­te, la trans­pa­ren­cia del gran­dio­so Mar de Cor­tés, con 1,200 km de lar­go, 222 de an­cho y has­ta 3,500 m de pro­fun­di­dad, que se for­mó ha­ce cin­co millones de años a con­se­cuen­cia de la fa­lla de San An­drés, que se­pa­ró la Pe­nín­su­la de Ba­ja Ca­li­for­nia del con­ti­nen­te, ha crea­do un ho­gar pa­ra más de 800 variedades de pe­ces y más de 3,000 es­pe­cies de ani­ma­les ma­ri­nos: ti­bu­ro­nes, ba­lle­nas, del­fi­nes, crus­tá­ceos, se­res in­ver­te­bra­dos y ma­mí­fe­ros.
To­do es­to ha­ce que Puer­to Pe­ñas­co sea un lu­gar ideal pa­ra el bu­ceo. La me­jor tem­po­ra­da del año pa­ra prac­ti­car di­cha ac­ti­vi­dad es du­ran­te el ve­ra­no, cuan­do se vuel­ve más atrac­ti­va por la tem­pe­ra­tu­ra del océa­no (27-31 °C) y hay su­fi­cien­te vi­si­bi­li­dad a la luz del sol. Du­ran­te el in­vier­no la tem­pe­ra­tu­ra del océa­no va­ría de 12 a 15 °C.

 

Ca­ce­ría
La prác­ti­ca de es­te de­por­te en So­no­ra cons­ti­tu­ye una de las prin­ci­pa­les fuen­tes de afluen­cia de tu­ris­tas, da­da la in­fraes­truc­tu­ra en ser­vi­cios que la res­pal­dan y por las or­ga­ni­za­cio­nes ci­ne­gé­ti­cas cons­ti­tui­das.

La gran bio­di­ver­si­dad de es­pe­cies y los 300 ran­chos con fuer­te po­ten­cial y ser­vi­cios en las dis­tin­tas lo­ca­li­da­des don­de se prac­ti­ca la ca­za ha­cen de So­no­ra uno de los es­ta­dos con ma­yo­res atrac­ti­vos pa­ra el de­sa­rro­llo de es­ta ac­ti­vi­dad. El ve­na­do bu­ra es con­si­de­ra­do uno de los más co­di­cia­dos tro­feos en to­do el mun­do, lo mis­mo que el im­po­nen­te bo­rre­go ci­ma­rrón y el ve­na­do co­la blan­ca. Ade­más, la zo­na cuen­ta tam­bién con pa­lo­ma ala blan­ca, hui­lo­ta y mo­ra­da, gua­jo­lo­te sil­ves­tre, co­dor­niz, 10 es­pe­cies de pa­to y tres de gan­sos.

 

image Ampliar
 
 

Golf
La po­pu­la­ri­dad que ha ve­ni­do ad­qui­rien­do el golf en los úl­ti­mos años se ma­ni­fies­ta en el cre­cien­te nú­me­ro de cam­pos que se cons­tru­yen en mu­chos lu­ga­res pa­ra prac­ti­car­lo. Por ello, en So­no­ra se han ha­bi­li­ta­do di­ver­sos lu­ga­res pa­ra la prác­ti­ca de di­cho de­por­te, con lo cual se atrae tan­to a tu­ris­tas lo­ca­les co­mo ex­tran­je­ros.

Uno de los cam­pos que se­gu­ra­men­te se­rá de los más im­por­tan­tes del país es el que se cons­tru­ye den­tro del pro­yec­to La­gu­na de Mar, de 18 ho­yos, y que es­ta­rá di­se­ña­do por Jack Nic­klaus. No obs­tan­te, hay que men­cio­nar que exis­ten al me­nos otros cua­tro pro­yec­tos de cam­pos de golf en el des­ti­no y que, hoy en día, en So­no­ra hay cua­tro cam­pos de golf en ope­ra­ción.

 

La in­dus­tria de los via­jes en ci­fras
A Puer­to Pe­ñas­co lle­gan 1,600,000 tu­ris­tas al año, prin­ci­pal­men­te por vía te­rres­tre, y en los úl­ti­mos 10 años se han ge­ne­ra­do 1,000 mi­llo­nes de dó­la­res con su res­pec­ti­va de­rra­ma ha­cia im­pues­tos mu­ni­ci­pa­les, de acuer­do con in­for­ma­ción del go­bier­no de So­no­ra.

La Co­mi­sión Es­ta­tal de Tu­ris­mo en So­no­ra es­ti­ma que unos 5.6 mi­llo­nes de tu­ris­tas vi­si­tan So­no­ra anual­men­te (es­te año se es­pe­ra que es­ta can­ti­dad crez­ca a seis mi­llo­nes). Y los prin­ci­pa­les des­ti­nos de pla­ya a los que se di­ri­gen son San Car­los, Puer­to Pe­ñas­co y Ba­hía Ki­no.

El sec­tor re­por­ta ga­nan­cias su­pe­rio­res a los 12,000 mi­llo­nes de pe­sos, de los cua­les 7,400 mi­llo­nes fue­ron de tu­ris­tas na­cio­na­les y 5,400 de los ex­tran­je­ros, principalmente de Es­ta­dos Uni­dos.

 

 

In­ver­sio­nes
El cre­ci­mien­to de los de­sa­rro­llos tu­rís­ti­cos ha mar­ca­do con­si­de­ra­ble­men­te la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, pues­to que a la fe­cha la cos­ta nor­te se es­tá de­sa­rro­llan­do enor­me­men­te. En la zo­na exis­ten gran­des pro­yec­tos ha­bi­ta­cio­na­les de has­ta 1,500 con­do­mi­nios, en­tre los que des­ta­can Sandy Beach Re­sorts, Cos­ta Dia­man­te, So­no­ra Sea, Be­lla Si­re­na y Las Pal­mas, que es­tán pre­pa­ran­do a Puer­to Pe­ñas­co pa­ra una sig­ni­fi­ca­ti­va evo­lu­ción.

El au­ge re­si­den­cial en es­te puer­to lle­vó de 3,000 a 4,500 dó­la­res el pre­cio por me­tro cua­dra­do en tan só­lo un año, de acuer­do con un son­deo en­tre desarrolladores de la zo­na.

Ac­tual­men­te es la pla­za con el ma­yor rit­mo de ven­tas por pro­yec­to, con 122.7 uni­da­des por mes, con nue­ve pro­yec­tos ha­bi­ta­cio­na­les dis­po­ni­bles. El va­lor de las ven­tas men­sua­les pro­me­dia 54.76 mi­llo­nes de pe­sos, se­gún ci­fras de Sof­tec. Y los pre­cios por pro­pie­dad van de 100,000 a 1 mi­llón de dó­la­res.

De­sa­rro­lla­do­res de Puer­to Pe­ñas­co es­ti­ma­ron que el cre­ci­mien­to in­mo­bi­lia­rio de la zo­na es cer­ca­no a 20%, apo­ya­do no só­lo por la ven­ta de pro­pie­da­des, si­no tam­bién de te­rre­nos.

En la ac­tua­li­dad es­tán pre­sen­tes en la en­ti­dad in­ver­sio­nis­tas na­cio­na­les y ex­tran­je­ros in­vo­lu­cra­dos en pro­yec­tos que re­quie­ren in­ver­sio­nes por más de 1,300 millones de dó­la­res.

Beck In­ter­na­cio­nal de Mé­xi­co, fi­lial de una de las ma­yo­res cons­truc­to­ras de Da­llas, Te­xas, ga­nó el con­cur­so pa­ra la cons­truc­ción del pro­yec­to de Pe­li­can Part­ners In­ter­na­cio­nal co­no­ci­do co­mo Be­lla Si­re­na. La cons­truc­to­ra in­for­mó que Be­lla Si­re­na es un re­sort con 220 con­do­mi­nios, 12 vi­llas, ocho ca­sas de pla­ya, cen­tro comercial, res­tau­ran­te, spa, gim­na­sio, can­chas de te­nis y va­rias al­ber­cas, el cual pla­nea con­cluir en 2006.

Otro de­sa­rro­llo en Puer­to Pe­ñas­co es La­gu­na del Mar —de 300 mi­llo­nes de dó­la­res—, que in­clu­ye a me­dia­no pla­zo una ma­ri­na con ca­pa­ci­dad pa­ra 100 em­bar­ca­cio­nes, ca­sa club, una la­gu­na de 360 hec­tá­reas, cam­po de golf de 18 ho­yos y la cons­truc­ción de una zo­na co­mer­cial, re­si­den­cias uni­fa­mi­lia­res, con­do­mi­nios y ho­te­les con ca­pa­ci­dad to­tal de 2,000 ha­bi­ta­cio­nes. El área que ocu­pa­rán es­tas pri­me­ras obras es de 800 hec­tá­reas, pe­ro en to­tal se pla­nea que el de­sa­rro­llo ocu­pe una su­per­fi­cie de 1,300.

 

 

Igual­men­te, el que va vien­to en po­pa es el Gru­po Ma­yan Pa­la­ce, en lo que se re­fie­re a su in­ver­sión de apro­xi­ma­da­men­te 70 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra el ae­ro­puer­to de Puer­to Pe­ñas­co, So­no­ra, cu­ya con­ce­sión le otor­gó el go­ber­na­dor de la en­ti­dad, Eduar­do Bours, que le apues­ta al de­sa­rro­llo de un co­rre­dor tu­rís­ti­co en esa zo­na.

Ma­yan Pa­la­ce fun­da­men­ta­rá su es­tra­te­gia de ne­go­cios en la cap­ta­ción de unos 15 mi­llo­nes de tu­ris­tas, tan­to de Ari­zo­na co­mo de Nue­vo Mé­xi­co, que anual­men­te bus­can des­ti­nos de re­crea­ción.

Por su­pues­to, hay que de­cir que es­ta ca­de­na ya tie­ne un me­ga­de­sa­rro­llo tu­rís­ti­co en pro­ce­so en es­te des­ti­no, el cual in­clu­ye tres ho­te­les de ca­te­go­ría Gran Tu­ris­mo y 2,000 sui­tes, tres cam­pos de golf de 18 ho­yos, spa, cen­tro de con­ven­cio­nes, cen­tro mé­di­co, cen­tro de di­ver­sio­nes, par­que acuá­ti­co y zo­na co­mer­cial. Es un pro­yec­to que se cons­tru­ye en una su­per­fi­cie de 3,000 hec­tá­reas y la in­ver­sión es­ti­ma­da es de 136 mi­llo­nes de dó­la­res.

Otros pro­yec­tos en cons­truc­ción son: Las Pa­lo­mas Re­sort, de­sa­rro­llo de 135 hec­tá­reas que con­tem­pla la cons­truc­ción de 2,158 uni­da­des re­si­den­cia­les, ca­sa club y cam­po de golf de 18 ho­yos, en­tre otras obras. La pri­me­ra fa­se se ini­ció a prin­ci­pios de 2004 con la cons­truc­ción del cam­po de golf y los pri­me­ros 448 con­do­mi­nios, y se es­pe­ra en bre­ve la con­clu­sión de la pri­me­ra eta­pa. Los in­ver­sio­nis­tas son de Es­ta­dos Uni­dos, quie­nes pre­vén una in­ver­sión to­tal de 354 mi­llo­nes de dó­la­res.

Tam­bién es­tá Pla­ya Nor­te, con una in­ver­sión mix­ta de Es­pa­ña, Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos es­ti­ma­da en 600 mi­llo­nes de dó­la­res. La pri­me­ra eta­pa com­pren­de un cam­po de golf, 100 vi­llas, una la­gu­na ar­ti­fi­cial ro­dea­da de ho­te­les, con­do­mi­nios, lo­tes re­si­den­cia­les, et­cé­te­ra. El de­sa­rro­llo ocu­pa una su­per­fi­cie de 12,000 hectáreas en su pri­me­ra fa­se, pe­ro en to­tal se pre­ten­de cons­truir cua­tro cam­pos de golf de 18 ho­yos y dos de par 3 a la ori­lla del mar y cir­cun­dan­do la la­gu­na, así co­mo tres ho­te­les en una su­per­fi­cie to­tal de 30,000 hec­tá­reas.

Por lo an­te­rior, las au­to­ri­da­des de So­no­ra, vien­do el po­ten­cial de la re­gión, de­ci­die­ron des­ti­nar más de 40 mi­llo­nes de pe­sos al tu­ris­mo de la en­ti­dad en es­te año.

 

image Ampliar
 
 

Texto: Araceli Cano ± Foto: Mayan Island, Oficina de Convenciones y Visitantes de Puerto Peñasco

e-max.it: your social media marketing partner