Lausanne es una ciudad cosmopolita abierta al mundo, cargada de historia pero con una clara visión del futuro. Se encuentra en pleno desarrollo: economía, urbanismo, transporte público, movilidad, son algunos de los sectores en evolución. Además de ser un destino turístico muy valorado, Lausanne alberga buen número de empresas internacionales, en particular oficinas corporativas de sociedades multinacionales. El aeropuerto de Ginebra queda a escasos 60 kilómetros de Lausanne; puede llegarse por carretera o tren, aunque el medio más romántico es navegar el Lago de Ginebra (Lac Léman) en los históricos barcos a vapor. Tanto para los habitantes como para los visitantes, Lausanne tiene siempre un ambiente vacacional. 

 

Texto: AMURA ± Foto: Lluc123 / PANORAMIO / SIAM

e-max.it: your social media marketing partner