La evolución de un clásico

Éste es uno de los relojes de culto que han evolucionado hasta convertirse en una de las piezas más grandes de la relojería moderna.

El reloj consta de 335 componentes trabajados mediante procedimientos que combinan métodos de la relojería clásica con la tecnología más novedosa. El movimiento del Calibre 2897 automático, con el que está equipado, se desarrolló especialmente para este reloj e involucra un minucioso esmero de los maestros relojeros.

Su sistema de carga automática es sobresaliente, ya que su ingeniería y su elaboración en platino pueden ser admiradas por una abertura especial. Además cuenta con los mecanismos más finos como el tourbillon, que es uno de los más confiables de la industria.

Royal Oak Offshore, una mezcla excepcional de savoir-faire en relojería tradicional y diseño high-tech, será presentado en el salón Watches & Wonders en Hong Kong, que se realiza del 30 de septiembre al 2 de octubre. Adicionalmente, esta magnífica manufactura es una edición limitada compuesta sólo de 50 piezas.

 

 

Texto: AMURA ± Foto: ©Audemars Piguet

e-max.it: your social media marketing partner