Una  obra maestra de la tecnología

Movimiento y quietud. Equilibrio e inestabilidad. Altos y bajos. Muchos aspectos de la vida se rigen por el azar. En el caso del Maybach Tourbillon no. Ancora, rueda de escape y volante se encuentran alojados en la jaula móvil, montada sobre el eje de la rueda del segundero.

La delicada jaula tarda un minuto en realizar un giro completo, por lo que –a diferencia de los relojes convencionales, en los que el escape es fijo– compensa las variaciones derivadas de la posición vertical y el efecto de la gravedad. Este mecanismo, la duración exacta de las secuencias y la perfecta coordinación de todos los elementos no dejan lugar a dudas: en él impera la fiabilidad.

Con 68 piezas de acero templado, pulido, y un peso similar al de diez granos de arroz es un ingenio lleno de vida.

 

Exclusividad, elegancia y precisión en perfecto equilibrio

Doce cilindros convierten al motor del Maybach en un propulsor de impresionante potencia. Doce serán también los ejemplares que se construirán del reloj Maybach Tourbillon, como tributo a la exclusividad y la fascinación que irradian estas obras de arte sobre ruedas. Tendrá un precio de tan sólo 120,000 euros.

 

 

El placer de diseñar el tiempo

La jaula del Maybach Tourbillon, confeccionada artesanalmente, aparece visible para mostrarnos el lugar en el que late el corazón del tiempo. Se trata de un Tourbillon volante a un minuto con escape de áncora suizo. Un Tourbillon es un movimiento del reloj que se diseña para contrarrestar los efectos de la gravedad y de otras fuerzas de perturbación que pueden afectar la exactitud de un cronómetro. Esto es logrado gracias a que áncora, rueda de escape y volante se encuentran alojados en la jaula móvil, montada sobre el eje de la rueda de segundos.

Su armazón mide 14,8 mm de diámetro y pesa tan solo 0,32 gramos, sin incluir el volante.

Éste realiza cinco semioscilaciones por segundo, cubriendo su borde exterior un recorrido equivalente a 12,2 kilómetros por hora. O lo que es lo mismo, más de dos veces y media el perímetro terrestre en un solo año.

Los 17 rubíes del mecanismo, realizado en alpaca, hacen de este reloj un instrumento de presión único. En la rueda de minutos y en la pequeña intermedia, las piedras de cojinetes están montadas en engastes de oro atornillados.

 

 

El mecanismo de platino, con un espesor aproximado de seis milímetros, tiene una reserva de marcha de 40 horas. La caja de oro rosado de 18 quilates mantiene las piezas firmemente unidas: asiento, muelle real, volante y áncora, ruedas y pistones, piedras de cojinete, tornillos, para ofrecer una pieza de gran exactitud, mientras que la esfera está decorada con el emblema de Maybach.

Por su parte, las manecillas de Breguet y el extremo del segundero son de oro y la correa es de piel de cocodrilo con hebilla de oro rosado de 18 quilates.   

 

Texto: Robbie Petersons ± Foto: Cortesía de Maybach.

e-max.it: your social media marketing partner