La firma del mar

La casa de alta escritura Caran d’Ache ha creado un homenaje al mundo náutico, así como a sus primeros portaminas de 1947; se trata del nuevo modelo Ecridor Yacht Club. Esta creación, que representa el alma del mar, es un objeto dedicado a aquellos amantes de las embarcaciones y los deportes acuáticos.

Con un cuerpo hexagonal, los maestros artesanos crearon una pieza emblemática en la que se aprecia el código internacional de señales marítimas, para lo cual emplearon técnicas que hacen gala de su talento y grabados de alta precisión.

Las reminiscencias de un diseño tradicional, complementan el aire moderno que sopla las velas de esta singular pieza de escritura, producida en los talleres artesanales de la casa, en Ginebra. Ecridor Yatch Club es un ejemplo del gran trabajo que se ha logrado con toda la colección Ecridor, misma que cuenta con cuatro instrumentos de escritura: pluma fuente, roller, bo

 

Presentados en un estuche de lujo, la pluma y el roller se cierran con capuchón, mientras que el bolígrafo y el portaminas llevan pulsador, con un clip que es flexible. Su lapicero mecánico de alta precisión asegura comodidad excepcional y el bolígrafo utiliza el famoso cartucho gigante Goliat, que tiene una capacidad de escritura hasta para 600 hojas (A4) continuas, libre de derrame, lo cual equivale a poder escribir una línea de 8 km de largo.  El baño de paladio le da un distinguido color blanco-plateado y la hace resistente a la corrosión, siendo el complemento perfecto para el delicado grabado guilloché.

En uno de sus seis lados se aprecia el nombre Caran d’Ache, grabado en 10 letras del código de señales marítimas. Como un símbolo emocional y como un compañero fiel, la Ecridor Yatch Club iza las velas y se dispone a asumir nuevos retos.

 

Texto: Caran d’Ache ± Foto: Grupo Mondi

e-max.it: your social media marketing partner