Un reloj con alma de Rock ‘n Roll

El heredero directo de un modelo que revolucionara la relojería hace más de 40 años, es también un homenaje a una de las bandas de rock más emblemáticas de todos los tiempos. El Primero Chronomaster 1969 Tribute to The Rolling Stones, retoma sus códigos con un look contemporáneo y cuyo ADN roquero eleva su estética hacia un modelo más duro e incluso oscuro y muy masculino.

Con una sobriedad y diseño destacable en cada aspecto, salta a la vista su caja de titanio con revestimiento de DLC, provista de asas caladas y cuya estética hace referencia a El Primero Lightweight. El movimiento de cronógrafo El Primero 4061, de cuerda automática y con certificado de cronómetro por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros), es una auténtica novedad para todos los modelos Open. Su concepto de esfera -abierto a las 11 hr-, permite contemplar el órgano regulador.

Esta pieza de relojería inspirada en los Rolling Stones es también vanguardista debido a los materiales que emplea; el silicio en el áncora y la rueda de escape. Este componente es mucho más duro y ligero que el acero, lo que brinda un reloj más resistente al desgaste y con un menor consumo de energía, gracias a su bajo coeficiente de rozamiento. De igual forma, se trata de una pieza amagnética que elimina los problemas derivados de la lubricación.

 

 

Mientras que las agujas retoman la silueta del mástil de la Fender Telecaster, la cual fuera convertida en leyenda por el mismo Keith Richards; el acabado en tono azul de la minutería y de los dos contadores ahuecados en forma de platos de 30 minutos (3 hr) y 12 horas (6 hr), evoca el microsurco de un disco de vinilo. El Primero Chronomaster 1969 Tribute to Rolling Stones resulta entonces una pieza de gran coherencia que exhibe plenamente su naturaleza de cronógrafo, cuyo realce lleva impresas las 300 divisiones correspondientes a los quintos de segundo.

Por su parte, el segundero central está provisto de un contrapeso en forma de estrella y el único toque de color rojo en su extremo, facilita la lectura. Lo mismo ocurre con el extremo de las agujas de los contadores y con el tridente del segundero pequeño situado a las 9 hr. El interior, también rojo, es una referencia al color dominante del conjunto británico.

No podía faltar otro elemento emblemático de la línea; el bisel delgado que posibilita una abertura generosa de la esfera, cuyo cristal estilo box y ligeramente abombado, proporciona una luz lateral que facilita una legibilidad óptima. La célebre lengua roja y la inscripción “The Rolling Stones Edition”, pueden ser apreciadas en la masa oscilante a través del cristal trasparente del fondo de la caja.

 

 

La correa personalizada con los colores emblemáticos de la banda y del país británico, está provista de un triple cierre desplegable con revestimiento de PVD negro y cuenta con un alma de caucho con inserción de piel de becerro Barenia. Tanto el logotipo de los Rolling Stones como la bandera británica están estampados en caliente, tono sobre tono, sobre la piel.

Limitada a sólo 1,000 unidades, la edición de El Primero Chronomaster 1969 Tribute to The Rolling Stones cuenta con un estuche que tiene una cubierta de protección con los logotipos manuscritos de los Rolling Stones y de Zenith, estampados a mano, así como una caja recubierta de piel que luce en su tapa el símbolo de la lengua roja, un referente icónico tanto de la banda como del rock.

 

 

Texto: Zenith ± Foto: Zenith

e-max.it: your social media marketing partner