París, 12 de junio 2014. Louis Vuitton se enorgullece de formar parte de la segunda Copa del Mundo de la FIFA. Después de su primera aparición en un campo de futbol en Sudáfrica en 2010, el estuche Louis Vuitton, especialmente diseñado para transportar el famoso trofeo, estará presente el último día de la Copa Mundial de Futbol, el 13 de julio, en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Encargado por la FIFA en 2010, como pedido especial, el estuche hecho a mano en el histórico taller de Louis Vuitton en Asnières, cerca de París, ha sido diseñado meticulosamente para contener el famoso trofeo, el cual mide 36 cm de altura, pesa 6.175 Kg y está hecho de oro sólido de 18 quilates con una base de malaquita. Forrado por el icónico canvas de Monograma de Louis Vuitton, el estuche para viaje está equipado con la cerradura y herrajes de bronce, insignia de la empresa. El estuche abre por el frente y por la parte superior para permitir que el trofeo sea retirado con facilidad cuando, después del juego final del 13 de julio, sea entregado al capitán del equipo ganador.  El pedido especial de la FIFA perpetúa la larga tradición de Louis Vuitton de crear estuches elegantes y originales para que los viajeros puedan transportar sus pertenencias más preciadas. A lo largo de 150 años, el taller de Asnières ha producido una variedad extraordinaria de diseños hechos a la medida, desde el baúl-cama plegable que fue parte del equipo del explorador africano Pierre Savorgnan de Brazza, hasta un baúl de escritorio para mil puros e incluso un servicio de té portátil, para el Maharajá de Baroda. El taller también creó el baúl que contiene el trofeo más antiguo en el mundo del deporte, el famoso aguamanil de plata para la Copa América, el cual data de 1851. 

 

 

Los pedidos especiales representan la quintaesencia del savoir-faire de Louis Vuitton, integrando la imaginación de sus diseñadores y las habilidades de sus artesanos para crear algo de manera completamente genuina. Cada pedido especial es verdaderamente único, una idea original que toma forma gradualmente a través de bocetos detallados y elaborados prototipos. Cada año se terminan alrededor de 450 pedidos especiales, algunos modestos, otros grandes en escala, pero cada uno satisfaciendo la necesidad específica del cliente o haciendo realidad un sueño. La única condición para cualquier pedido especial de Louis Vuitton es que debe respetar el espíritu de viaje, ser creado tanto para proteger como para transportar algún valor del cliente, una condición cumplida naturalmente por el estuche para el trofeo de la Copa del Mundo de la FIFA.

Texto: ©Louis Vuitton ± Foto: © Louis Vuitton

e-max.it: your social media marketing partner