Con la finalidad de honrar la memoria de su fundador, Louis Moinet ha presentado Memoris, el primer cronógrafo-reloj de la historia, en la exacta conjunción de los 10 años de la marca y los 200 años del cronógrafo inventado por el maestro relojero.

De acuerdo con un comunicado de la relojera, los Talleres han iniciado de una hoja en blanco para hacer del cronógrafo el punto de partida del reloj, al cual se añade una función horaria y no al revés. Ocupando la superficie principal de la esfera, el cronógrafo monopulsador de rueda de pilares ha sido completamente invertido para ser visible.

Memoris con su diámetro de 46 mm estará limitado a 60 piezas en sus dos versiones: una en oro blanco y otra en oro rosa.

 {socialbuttons}

e-max.it: your social media marketing partner