México se distingue como uno de los 17 países mega diversos, al encontrarse entre los primeros lugares de las listas  relacionadas con la riqueza de especies. 

Con tan sólo el 1.5 por ciento de la superficie del planeta, nuestra nación alberga el 12 por ciento de la biodiversidad que existe a nivel mundial y prueba de ello es que ocupa el segundo lugar en reptiles; el tercer sitio en mamíferos; el octavo lugar en aves; y el quinto en plantas vasculares.

Sin embargo, es un hecho que se ha registrado la pérdida de especies animales principalmente por dos factores: el crecimiento de la mancha urbana, lo que ha derivado en la afectación de los hábitats de las  especies; y el tráfico y comercio ilegal de éstas.

Al momento existen 2,606 especies listadas en la Norma Oficial Mexicana NOM 059-SEMARNAT-2010 en alguna situación de riesgo, de las cuales 1,573 son animales (anfibios, aves, invertebrados, mamíferos, peces y reptiles), 987 plantas y 46 distintas especies de hongos.

 

 

Cabe señalar que en la categoría de “En Peligro de Extinción” se encuentran 475 especies divididas en: 282 animales, 183 plantas y 10 especies de hongos. Por lo que respecta a recursos marinos, existen 90 especies protegidas por la ley bajo alguna categoría de riesgo: Protección especial (Pr); Amenazada (A); En peligro de extinción (P); y  Probablemente extinta en el medio silvestre (E).

 

 Categoría A
(Amenazadas)
Categoría P
(En peligro de extinción)
Categoría Pr
(Sujeta a protección especial)
Categoría E
(Probablemente extinta en el medio silvestre)
Total
Invertebrados  1  2 15 0  18
Mamíferos  1  5  37  1  44
Peces  6  1  10  0  17
Reptiles  0  7  0 0  7
Plantas  4  0  0 0  4
Total  12 15 62 1  90

 

Son 15 las especies marinas clasificadas en peligro de extinción, entre las que se encuentran 7 especies de tortugas,  siendo éstas, la tortuga caguama  (Caretta caretta); la tortuga verde del Pacífico o prieta (Chelonia agassizi); la tortuga verde del Atlántico o tortuga blanca (Chelonia mydas).

 

 

También la carey (Eretmochelys imbricata); la lora (Lepidochelys kempii); la golfina (Lepidochelys olivácea) y la laúd (Dermochelys coriácea). Asimismo, en la lista de especies marinas en peligro de extinción están la totoaba (Totoaba macdonaldi); el manatí del Caribe (Trichechus manatus); el lobo fino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi); la vaquita marina (Phocoena sinus); la ballena franca (Eubalaena japónica); la nutria marina (Enhydra lutris); la cacerolita de mar (Limulus polyphemus); y el cangrejo (Typhlopseudothelphusa mocinoi)

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente es la encargada de formular y conducir la política de inspección y vigilancia en materia de conservación y protección de quelonios y mamíferos marinos, de especies acuáticas en riesgo y  de las que se encuentren en áreas naturales protegidas que incluyen ecosistemas costeros y marinos.

 

 

 

 

Entre los problemas que se han detectado se encuentran los siguientes: desarrollo turístico desordenado; crecimiento demográfico sin contar con planes de desarrollo urbano y ordenamientos ecológicos locales adecuados; así como impacto de las descargas urbanas, agrícolas e industriales en los ríos, arroyos y ecosistemas costeros-marinos.

De igual forma, la extracción ilegal de conchas y corales para uso artesanal; contaminación por buques tanque y detergentes tóxicos; saqueo de nidos de tortugas marinas; aumento de basura orgánica e inorgánica; y reducción de arrecifes por diversas fuentes de impacto (contaminación, accidentes y deterioro incontrolado, entre otras).

Para atender la problemática mencionada, la PROFEPA mantiene en operación permanente las siguientes líneas de acción:

 

 

  • Programa de Inspección de Áreas Naturales Protegidas Marinas y Litorales.
  • Programa de vigilancia en sitios de anidación de Tortugas Marinas.
  • Plan de Verificación de Dispositivos Excluidores de Tortuga marina.
  • Programa permanente de protección a la Vaquita Marina.
  • Programa de vigilancia para la protección de especies en riesgo “Ballenas y Tiburón Ballena”.
  • Programa de atención para la inspección a campamentos tortugueros.
  • Programa de atención para la inspección a delfines y delfinarios.
  • Atención a contingencias en Recursos Marinos.

 Adicionalmente se realizan acciones para la inspección y vigilancia de las actividades de observación de especies marinas protegidas.

Cabe destacar que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) surge por la necesidad de atender y controlar el creciente deterioro ambiental que se ha registrado en México, no sólo en las  grandes ciudades, sino en bosques, selvas, costas y desiertos.

Una de las tareas principales de la PROFEPA es incrementar los niveles de observancia de la normatividad ambiental a fin de contribuir al desarrollo sustentable.

Entre sus atribuciones se encuentran: vigilar el cumplimiento de las disposiciones legales en materia ambiental y salvaguardar los intereses de la población en este rubro, así como sancionar a las personas físicas y morales que violen dichos preceptos legales.

 

 

 

 

Texto: Profepa ± Foto: SOERIAL2 / UNESCO / WPS / LIS / WLLPP / DIBDE / WPD / BP

e-max.it: your social media marketing partner