Esta reserva ubicada en el estado de Coahuila, México, en una zona a la que se conoce como “la puerta del desierto”, es un sitio privilegiado por el planeta y el tiempo, donde diversas especies, -en especial reptiles, peces y tortugas-, se mantienen en perfecto estado de conservación. Las características geográficas y ecológicas de esta cuenca rica en manantiales que forman ciénegas –de ahí su nombre-, le ha permitido preservar intactas especies que se remontan a épocas muy remotas, como si no hubieran pasado los siglos.

Tal es el caso de la tortuga bisagra (Terrapene coahuila), una de las más primitivas del mundo y la cual puede cerrar herméticamente su caparazón al retraer sus extremidades y cabeza; además de otras especies que se han convertido en el objeto de estudio de numerosos científicos intrigados por las ideales condiciones de esta fértil biósfera para conservar ejemplares de flora y fauna que en otras partes del planeta han desaparecido por completo.

Otra especie característica de esta región es el venado de cola blanca, el cual por desgracia se encuentra en peligro debido a la caza ilegal, además de felinos como el puma y osos negros, que antes solían formar parte del paisaje y ahora raramente se ven. En el caso de la flora, abundan especies medicinales como la gobernadora (Larrea tridenta),  o la lechuguilla (Agave lechuguilla). La producción famosa de vinos en esta región es favorecida por la vid que se genera en este territorio, perfecta por las condiciones climáticas que favorecen su sabor y calidad.

 

 

 

 

Texto: AMURA ± Foto: Unesco / S3 / TOURA CUATROCIENIEGAS / Fotografo Viajero / YTIMG / LIGTHROOM / citu guide / SILVIA VIGO / ted smith / CAPTIV / AWSAT

e-max.it: your social media marketing partner