Con la llegada de la primavera no hay que renunciar a la elegancia y a la frescura de los tonos vivos, vibrantes y atrevidas mezclas que caracterizan la moda de inicio de temporada cálida.

Predominan colores pastel o llamativos, en diseños de alta costura, lujosos, súper ligeros, sedosos al tacto. Esta temporada encontrarás de todo y para todos los gustos, por eso no te sorprendas de las rayas o con los tonos que se escapan del arcoiris para destacar en vestidos frescos.

 Prendas con cortes asimétricos muy fluidos y la tendencia grunge también ha renacido en temporadas anteriores, y parece que en la primavera verano 2010 también se seguirá usando

 Para la noche, predomina la sofisticación y vuelve a predominar el poder del negro y los tonos metálicos.

 

 

 

 

Texto: AMURA ± Foto: Cortesía de las marcas.

e-max.it: your social media marketing partner