Llega el cambio de temporada y con el una renovación que impone dejar atrás la ligereza de la moda del verano para  rendirse al lujo del otoño, época ideal para la elegancia.

Esta oportunidad para escalar a los más altos niveles de la alta costura es aprovechada por las principales firmas, que develan sus más caras creaciones, para deslumbrar a todos los adoradores del lujo y la sofisticación.

Así nos encontramos ante una temporada polifacética, exuberantemente rica en todos los aspectos que componen el vestir, y que invita a superar los límites de lo convencional, para experimentar con una imagen extrema. Todos los grandes de la moda parecen coincidir en que la moderación de momento no se lleva.

 

Voces gitanas

El encuentro del folclore con el barroco se plasma en el look gitano, que es una las principales inspiraciones de la temporada. Esta tendencia es reconocible por un vivo colorido en alegres estampados (de entre los cuales sobresalen los paisleys), detalles étnicos y un recargado uso de exagerados accesorios. Todo indica que los trajes típicos son una referencia inagotable para la moda, que para esta ocasión en particular, les ha añadido el lujo de materiales y acabados para obtener una versión extra y sofisticada de cada estereotipo.

 

Pasaje a oriente

Este año la influencia del oriente se ha sentido en las mareas culturales del mundo. Esta llega a la moda  en forma de misterio y  exotismo que sirven para crear estilos de gran sensibilidad artística. Rozando con la obra plástica aparecen abrigos derivados de los kimonos o bien sublimes vestidos de noche que lucen sobre la seda, bordados de gran complejidad.

 

Diálogo con lo geométrico

Un corte centrado en la pureza de las formas, que remite a las siluetas  de la década de los 80, es el área de investigación del momento. Chaquetas estructuradas, hombros prominentes y cuellos armados son algunas de las exageraciones que la alta costura se permite, en aras de encontrar el diálogo perfecto, entre el cuerpo humano y  las figuras geométricas.

 

Colores de otoño

A dialogue with geometrics

Rojo, naranja y amarillo oscuro se acompañan de una serie de ocres como los colores estelares de la temporada. Junto a estos tonos figuran el uva y varias intensidades de púrpura que dan aún más vida a la paleta. Como contrapunto de tanto color, aparece el negro con una contundente presencia en los atuendos monocromáticos.

 

Opulencia en texturas

A dialogue with geometrics

Abrigarse con pieles siempre es una experiencia glamorosa. A este placer sensorial se le agregan nuevas dimensiones cuando las pieles son trabajadas de nuevas maneras: estas pueden aparecer tanto en voluminosos abrigos como en ligeras estolas, en colores antinaturales o en estado casi salvaje. Cualquier versión que se elija, las texturas de las pieles conservan ese toque de elegante opulencia que las hace tan deseables.

 

 

 

 

 

 

Texto: Martha Jauffred ± Foto: Cortesía de las marcas

e-max.it: your social media marketing partner