Historia milenaria

En 100 años de vi­da la fir­ma Mont­blanc ha de­mos­tra­do un es­ti­lo úni­co, acom­pa­ña­do de gran per­so­na­li­dad, ca­rác­ter y ele­gan­cia. Asi­mis­mo, la pa­sión por lo per­fec­to es­tá pre­sen­te en ca­da pie­za. La plu­ma fuen­te es la raíz y el nom­bre de la mon­ta­ña Mont Blanc y su al­tu­ra (4,810 m) son los sím­bo­los de una mar­ca que lle­ga a un si­glo de vi­da.

Lue­go de su re­gre­so de un via­je por Es­ta­dos Uni­dos y Gran Bre­ta­ña, en el año 1906, dos hom­bres de ne­go­cios que­da­ron fas­ci­na­dos por la nue­va y aún in­con­clu­sa plu­ma fuen­te, que po­dría ser uti­li­za­da sin un tin­te­ro, gra­cias a que con­te­nía un car­tu­cho de tin­ta.

Jus­to a su lle­ga­da a Ham­bur­go, Ale­ma­nia, Au­gust Ebers­tein y Al­fred Ne­he­mias abrie­ron un ta­ller pa­ra ini­ciar la pro­duc­ción de es­te ob­je­to, que se con­ver­ti­ría en sig­no de dis­tin­ción en el mun­do de los ne­go­cios, la cul­tu­ra, la po­lí­ti­ca y las ar­tes.  Y, jun­to con el mer­ca­der Claus Jo­han­nes Vob, tu­vie­ron la vi­sión del po­ten­cial que re­pre­sen­ta­ría en un fu­tu­ro una plu­ma fuen­te. Así co­men­zó su Joint Ven­tu­re y fun­da­ron “SIM­PLO Fi­ller Pen Co. GmbH”, que tres años des­pués, en 1909, da­ría pa­so al nom­bre le­gen­da­rio: Montblanc.

 

 

 

“Rou­ge et Noir” es el nom­bre de la pri­me­ra plu­ma fuen­te de al­ta ca­li­dad, fa­bri­ca­da en el dis­tri­to de Schan­zen, en Ham­bur­go, he­cha de ebo­ni­ta ne­gra y ca­pu­chón ro­jo, gra­cias a la no­ve­la de Stend­hal. Tras al­gu­nas ma­nio­bras de per­fec­cio­na­mien­to, en 1909 se lan­za la plu­ma Mont­blanc, nom­bre da­do en re­fe­ren­cia a las ci­mas cu­bier­tas de nie­ve y los seis gla­cia­res del mon­te más al­to de Eu­ro­pa, que­dan­do así co­mo mar­ca re­gis­tra­da y uti­li­za­da pa­ra aque­llos pro­duc­tos de es­cri­tu­ra de la com­pa­ñía.

Así em­pren­de su exi­to­sa ca­rre­ra la mar­ca de “la es­tre­lla”. Su ex­pan­sión co­mien­za por ciu­da­des co­mo Bres­lau, Leip­zig, Ha­no­ver, Bre­men y Ber­lín con la lla­ma­da “Meis­ters­tück 149”, cau­san­do fas­ci­na­ción en Lon­dres, Bar­ce­lo­na y Pa­rís. Ade­más, aña­den al plu­mín el nú­me­ro 4,810, en re­fe­ren­cia a la al­tu­ra de la mon­ta­ña de Los Al­pes. La plu­ma, con un di­se­ño in­no­va­dor, atem­po­ral y en­can­ta­dor, re­vo­lu­cio­nó el mun­do de las le­tras, ga­nán­do­se un es­pa­cio per­ma­nen­te en el Mu­seo de Ar­te Mo­der­no de Nue­va York. En 1977 Al­fred Dun­hill ad­quie­re el por­cen­ta­je ma­yo­ri­ta­rio de las ac­cio­nes de Mont­blanc. En 1983 se ha­ce la in­tro­duc­ción de la co­lec­ción Meis­ters­tück So­li­tai­re, la ver­sión en me­tal pre­cio­so Meis­ters­tück en oro ma­ci­zo, pla­ta es­ter­li­na o pla­ta do­ra­da.  Sin em­bar­go, la ma­jes­tuo­sa es la Meis­ters­tück So­li­tai­re Ro­yal, de­co­ra­da con 4,810 dia­man­tes Pa­vé, cor­ta­dos in­di­vi­dual­men­te en 35 fa­ce­tas y con un va­lor apro­xi­ma­do de 125,000 dó­la­res. És­ta ha si­do in­clui­da en el li­bro de re­cords Guin­ness co­mo la plu­ma fuen­te más ca­ra del mun­do.

 

 

 

 

Sin em­bar­go, la ver­sión de su cen­te­na­rio es aún más sor­pren­den­te, al­go úni­co. De la "Mont­blanc 100 Years So­li­tai­re Moun­tain Mas­sif Ske­le­ton 2006" só­lo se ha­rán tres pie­zas, con 1,277 dia­man­tes blan­cos y 123 azu­les ca­da una. Un sú­per de­ta­lle es el dia­man­te Mont­blanc Star, que flo­ta en el ca­pu­chón de la plu­ma. Es­ta es­pec­ta­cu­lar plu­ma tie­ne un cos­to de 120,000 eu­ros.

Tam­bién pa­ra con­me­mo­rar sus pri­me­ros 100 años, Mont­blanc se con­vier­te en la pri­me­ra fir­ma a ni­vel mun­dial que cuen­ta con su pro­pio cor­te de dia­man­te re­pre­sen­tan­do su lo­go. Un cor­te per­fec­to, tri­di­men­sio­nal, con los más al­tos es­tán­da­res en ca­li­dad y co­lor, cor­ta­do en la for­ma de Es­tre­lla Mont­blanc, con 43 fa­ce­tas que con­fie­ren des­te­llos ex­traor­di­na­rios y que atra­pan la mi­ra­da con ca­da ar­tí­cu­lo con­me­mo­ra­ti­vo de es­tos 100 años. Mont­blanc es, ha si­do y se­rá, el epí­to­me de la cul­tu­ra de la es­cri­tu­ra y de un cul­ti­va­do es­ti­lo de vi­da.    

 

 

 

 

Texto: AMURA ± Foto: Mont Blanc

e-max.it: your social media marketing partner