La cita era precisa, 30 de Octubre a las 10:30 pm. Este evento juntaría a los fanáticos de la moda y la F1 por excelencia; todo para anunciarle a la Ciudad de México y al mundo que el Grand Prix estaría a punto de comenzar. El legendario Campo Marte fue bañado por una atmósfera meramente automovilística y pese a que todos aquellos que asistían al evento estaban ansiosos por ver el comienzo de este fin de semana dedicado a la adrenalina y a la velocidad, todos supimos esperar.

El evento del año fue el escaparate para marcas exclusivas, llenas de estilo y glamour, mientras los pilotos que estarían participando en el evento desfilaron por la pasarela, nombres como Emilio Pucci, Lanvin, Alexander McQueen, Hugo Boss y Armani comenzaron a resonar. Fuera de la exclusiva atmósfera que se respiraba, muchos de los invitados pudieron gozar de la música de John Martin y Michel Zitron, escritores y voces de Swedish House Mafia.

Sin embargo, después de una noche que está llena de maravillas y perfecciones, el encanto acaba. Como un efecto del “espíritu de la escalera” uno a uno regresamos a nuestras casas, seguros de que una noche así jamás sería repetida.

 {socialbuttons}

e-max.it: your social media marketing partner