Guerreros y navegantes

Los habitantes autóctonos nórdicos tienen una diversidad de palabras para definir diferentes estados de la nieve, del hielo, la atmósfera polar y, para las formas de sobrevivirlo y disfrutarlo. En el Ártico noruego entre el 22 de mayo y el 23 de julio, el sol permanece todo el día sólo se desplaza en el horizonte a la medianoche, justo antes de amanecer. 

Escenarios congelados pero no inertes, viven la maravilla de la aurora polar, se conoce como aurora, boreal en el hemisferio norte y austral en el hemisferio sur. Navegan en el firmamento como grandes arcos u olas marinas con las perturbaciones electromagnéticas, produciendo luces de rayos iluminados de rojos, anaranjados, verdes y azules.

En Noruega son dos expresiones rupestres las más significativas; una es la de los escandinavos que desembarcaron aproximadamente en el siglo I d.C. y, la más remota, proviene de los sami, pueblo que habitó en Laponia (desde el norte de Noruega, hasta la península de Kola, al noroeste de Rusia). La ruta de la historia, abre paso a los vikingos. El rey Harald Hårfagre, considerado el fundador de la nación, tomó control de gran parte del país tras derrotar a sus rivales en la batalla naval de Hafrsfjord, cerca de la ciudad de Stavanger.

Por su parte, la historia escrita ubica el origen de la nacionalidad noruega en el periodo que comprende 80 a 1030 d.C. Al final de la era vikinga, Noruega nace como un reino independiente cuyo monarca era electo en cuatro asambleas regionales de campesinos (lagtings). Desde su surgimiento como reinado, esta nación ha atravesado un sinnúmero de vicisitudes hasta lograr contar con su propia Constitución; misma que el 17 de mayo pasado, celebró su aniversario número 200.

 

 

 

 

 

Premios Nobel de Literatura

Sigrid Undset (1882-1949)

Tras la muerte de su padre, Sigrid debió ocuparse de la manutención familiar, actividad que se multiplicó por partida doble después de contraer nupcias, situación que derivó en fracaso. Tomó consciencia de la percepción de la mujer “moderna”, se rebeló y entró al debate político y social en favor de la mujer. En 1940 se exilió en Estados Unidos, donde se distinguió como activista. Una de sus obras más conocidas es Kristin Lavransdatter (1920), una crítica vertida en narrativa que desentraña la percepción, más que describir o contemplar.

Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1928.

 

Bjørnstjerne Bjørnson (1832-1910)

Bjørnson fue un hombre de su época, escribió pertinazmente sobre los temas sociales, políticos, morales y estéticos que aquejaban su entorno. Este escritor y político, nutrido por la cultura del esfuerzo, la cooperación y la reciprocidad, dirigió la independencia de Noruega en 1905. Conocía bien las duras condiciones para la sobrevivencia de los campesinos, lo cual dejó asentado en su novela Colina al sol (1857).

Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1903.

 

Knut Pedersen, “Knut Hamsun” (1859-1952)

Comprometido con el neorromanticismo, fue reconocido por su profundó espíritu escandinavo, el cual se demuestra en Hambre (1890), en la que capta analítica y poéticamente los efectos del hambre en los seres humanos. Crítico del automatismo y la inhumanidad de la civilización industrial. Autodidacta dedicado, por vocación, a escribir creativamente desde que volvió de Estados Unidos a Noruega. Debido a su apoyo al régimen nazi creyendo que regresaría la “grandeza del espíritu emprendedor de los vikingos”, perdió sus cargos y reconocimientos.

Recibió el Nobel de Literatura en 1929.

 

 

 

 

Museo Astrup Fearnley de  Arte Moderno

De reciente inauguración, el museo está situado en el frente marítimo del barrio de Tjuvholmen, a orillas del fiordo de Oslo, dividido en dos partes que separa el mar. Construido de madera, el edificio está cubierto de cristal curvilíneo en armonía con la atmósfera. Hay una colección permanente instalada en uno de los dos edificios, mientras que el otro aloja las exposiciones temporales, una cafetería y una tienda. El espacio museístico (7,000 m2), cuenta además con su propia playa y un parque escultórico, la entrada cuesta 13 euros.

 

 

 

 

Museo de Edvard Munch

Nos referimos a la explosión estética de finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, con la referencia estética en la ruptura y con el expresionismo ante las corrientes de realismo fotográfico y los diferentes impresionismos. Las vanguardias y rupturas en pleno ascenso de la sociedad industrial son la reacción espiritual ante el automatismo y el desaforado consumismo que produce estados anímicos desoladores. Las patologías de la cultura tecnológica, incluida la maquinaria de guerra y las comunicaciones monoinformáticas alienan al ser humano a la banda de producción. 

Ser y estar en Oslo, significa tomarse el tiempo, con curiosidad sensible, para apreciar el museo, que contiene la colección de 28,000 obras de pinturas, grabados y dibujos de Munch. 

 

 

 

 

Galería Nacional

La Galería Nacional forma parte del Museo Nacional de arte, arquitectura y diseño. La colección básica muestra la pintura noruega e internacional desde el siglo XIX hasta hoy, incluye varios de los principales cuadros de Edvard Munch. También presenta una extraordinaria colección de las pinturas y esculturas del siglo XIX hasta 1950, de los exponentes más distinguidos del impresionismo, neoimpresionismo y el cubismo, como Monet, Manet, Cezanne y Picasso, y de la singular manifestación de Modigliani. La entrada a la Galería Nacional cuesta 6 euros y es gratis los domingos.

 

 

 

Texto: Jesús Peraza y Yolanda Bravo Saldaña ± Foto: The National Museum / BP / WPS / PS / MUNCH MUSEUM /JERMUNDILLE / NATIONAL GEOGRAPHIC / DPF / WPD / Kleihues

e-max.it: your social media marketing partner