{socialbuttons}

 

 

Un recorrido a través del Arte Moderno

Como parte  de las exposiciones en curso en el Museo de Arte Moderno (MoMA) se encuentran dos salas con una serie de pinturas y esculturas que abarcan desde finales del siglo XIX hasta los años 80 del siglo XX. La colección también cuenta con una tercera sección que cubre desde las dos últimas décadas del siglo XX hasta la actualidad.

El término Arte Moderno, aunque pueda parecer amplio, está bien definido en lo que es y lo que repercute consigo mismo. Este período/estilo incluye obras de arte producidas durante el período que se extiende aproximadamente desde 1860 hasta la década de 1970, y denota la moda y la filosofía del arte que se produce durante esa época. Cubriendo un siglo sólo parece lógico que el arte moderno es más una declaración, una filosofía, que sólo un movimiento. El término se asocia generalmente con el arte en el que las tradiciones del pasado se han echado a un lado en un espíritu de experimentación.

 

 
image Ampliar
 
 

Los artistas modernos experimentaron con nuevas formas de ver y con nuevas ideas sobre la naturaleza de los materiales y funciones del arte. La tendencia mayor en el artista moderno es hacia la abstracción. En la época actual (a partir de 1980 - principios del siglo XXI), los artistas de los últimos años reorientan su producción a partir del arte moderno y hacia el arte contemporáneo, a menudo llaman a este  tipo de producciones: postmodernas.

Alfred Hamilton Barr, quien da nombre y prestigio a las salas, fue un historiador de arte estadounidense y el primer director del Museo de Arte Moderno en la ciudad de Nueva York. Desde esa posición, él era una de las fuerzas más influyentes en el desarrollo de las actitudes populares hacia el arte moderno, por ejemplo, la organización de la exposición Van Gogh fue un éxito de taquilla de 1935, en las palabras de la autora Bernice Kert, fue “un precursor de la reserva que Van Gogh tiene a este día en la imaginación contemporánea “.

La primera sección de la colección se encuentra en el quinto piso del MoMA. Cuenta con un obras de un periodo de entre los años 1880 a 1940. “Dentro de un flujo cronológico general,  las galerías individuales destacan los movimientos estilísticos, los artistas y temas, incluyendo el post-impresionismo, el cubismo, la obra de Henri Matisse, los Lirios de agua de Claude Monet y el surrealismo, entre otros temas.”

En esta sección se rodea de los primeros y más grandes maestros del arte moderno con obras tan representativas como La noche estrellada (1889) de Van Gogh , el cambio de siglo se encarna en el Château Noir (1903-1904) de Paul Cézane. Para composiciones  más abstractas en las que se puede admirar el cubismo de Picasso Les Demoiselle’sd’Avignon (1907) es una digna representante. Y salir de esta sección con un ápice a la vista del cartel Ernest F. Jackson con el poster For London Spectacle. London Transport (1935), una de las muchas piezas que junta publicidad, diseño y arte.

La exposición tiene la premisa del reordenamiento constante por exposiciones periódicas y más pequeñas, esto permitirá a los curadores presentar una gama más amplia de obras de arte en diferentes configuraciones: temática, estilística, por artistas, etc. Esta vasta colección refleja que hay innumerables formas de explorar el arte moderno.

Para la segunda parte de la colección y exhibición, la cuarta planta muestra un espectro de obras de entre 1940 y 1980. Pinturas y esculturas, dispuestas en un flujo cronológico, que están dedicadas a resaltar individuales movimientos estilísticos, los artistas y temas, que incluye Expresionismo Abstracto, Pop Art, Minimalismo, Arte Conceptual, con un énfasis especial a la producción de Marcel Broodthaers, entre otros temas.

 

 

image Ampliar
 
 

En esta sección se puede apreciar la complejidad y la fuerza de Jackson Pollock y su One: Number 31 (1950), o la sensualidad abstracta de Richar Hamilton con Pin-up (1961), también el miedo de la icónica imagen de Drowning Girl (1963 ) de Roy Lichtensteing y su serie de estilo comic.

La tercera parte de la colección, dedicada a las producciones de obras de arte más actuales, ocupa otra área del MOMA, pero ésta no pertenece a las salas de Alfred H. Barr. Sin embargo, es importante poder percibir estas piezas de arte para entender la evolución de la producción artística hasta la actualidad. Al no formar parte de Arte Moderno en sí mismo, estas piezas muestran las producciones más contemporáneas y posmodernas, pero las influencias son evidentes.

Continuando con el orden cronológico de los pisos quinto y cuarto, éste (segundo piso) muestra la colección del MoMA desde el 1980 hasta la actualidad. Esta planta se divide en diferentes galerías que se centran en temas específicos “situándose en el puesto de lugares específicos por nutridos grupos de influencia de los artistas y las estrategias clave compartidas por los profesionales de la misma generación”. En las otras salas se mostrarán instalaciones úncas o un proyecto importante de un artista. Esta parte de la colección está integrada con artistas como: Ashley Bickerton, Félix González-Torres, Keith Haring, Martin Kippenberger, Steve McQueen, Nengudi Senga, Doris Salcedo, Rirkrit Tiravanija, Rosemarie Trockely.

Al borde del arte postmoderno esta última sección permite al espectador  reconocer, sólo por mencionar un ejemplo, la influencia de Lautrec en los artistas contemporáneos, como es el caso de Nigromant de Phillip Taaffe (1989-90), y el sutil estilo Art Déco inspiración de Doris Salcedo en Sin título (1995).

 

 

El MoMA

El Museo fue fundado en 1929 como una institución educativa, que se dedica a ser el principal museo de arte moderno en el mundo.

“A través de la dirección de sus administradores y personal, el Museo de Arte Moderno se manifiesta en este compromiso mediante el establecimiento, conservación y documentación de una colección de primer orden que refleja la vitalidad, la complejidad y los patrones que se desarrollan en el arte moderno y contemporáneo”. La forma de lograr esto es mediante la presentación de exposiciones y programas educativos de importancia sin precedentes, además sostiene una biblioteca, archivos, y un laboratorio de conservación, todos ellos reconocidos como centros de investigación Internacional. El MoMA ofrece becas y publicaciones de mérito intelectual preeminente.

 

 

image Ampliar
 
 

Texto:  Amura ± Foto:MoMA

e-max.it: your social media marketing partner