Coincidiendo con Frieze Week en Londres, Inglaterra, la casa de subastas Christie’s logró contratos por 64’561,000 libras esterlinas (88’254,887 de dólares) en la Christie’s 20th / 21st Century: Evening Sale Including Thinking Italian.

La subasta contó con la presencia de más de 200 postores procedentes de 30 países y más de 100 clientes en la sala de Londres.

La atracción resultó Because it Hurts the Lungs de Jean-Michel Basquiat (1960-1988), vendido por £ 8’227,750. Realizado en 1986, y exhibido durante las últimas dos décadas, representa una figura verde de tamaño natural con un cráneo ciclópeo rojizo y un halo esquemático sobre un fondo blanco.

 

 

El segundo y tercer precio más alto de la noche provino de obras de Hurvin Anderson y David Hockney. Después de una batalla internacional, Audition de Anderson se ofertó en £ 7’369,000, estableciendo un nuevo récord mundial para el artista en una subasta. Pintado en 1998, y no visto en público desde su adquisición al año siguiente, muestra una piscina pública, sus aguas llenas de actividad humana.

Guest House Garden (2000) de Hockney, que no se había mostrado en 20 años, fue entregado por £ 5’800,000; forma parte de un pequeño grupo de pinturas y dibujos que representan el jardín del artista en Los Ángeles. Más tarde, su Still Life (Flowers) casi duplicó su estimación alta, vendiéndose por £ 1’342,500.

 

 

There’ll be bluebirds (2019) de Cecily Brown tuvo un buen desempeño, al superar su valor inicial de £ 700,000, negociándose por £ 3’502,500. Las ganancias de la venta se destinarán a ClientEarth, una organización sin fines de lucro.

 

 

Hubo buenos resultados para un grupo de artistas jóvenes cuyos mercados están en alza. Me Me Me (2009) de Shara Hughes obtuvo £ 437,500, casi el triple de la estimado original; y Hairy Hat (2017) de Julie Curtiss fue adquirida por £ 250,000.

Después de una animada batalla de ofertas, Kaba on a Chair (2019) de Hilary Pecis resaltó su estimación de £ 60,000 y se entregó por £ 225,000. Mientras tanto, Paint While Screaming (2007) de Emily Mae Smith logró £ 118,750, casi cuatro veces la cotización más alta.

 

 

En cuanto a los modernistas italianos, Concetto spaziale, Attese (1964-1965) de Lucio Fontana, se adjudicó por £ 3’712,500. Con casi un metro de ancho, es uno de los seis lienzos blancos conocidos de Fontana con 10 cortes, cada uno de los cuales abre a un vacío de oscuridad más allá.

El Mappa (1988-89) de Alighiero Boetti, mantenido en la misma colección desde 1998 y en préstamo a largo plazo a MART en Rovereto, Italia, en más de 20 años, casi duplicó su estimación baja de £ 2’302,500. También se ofertó por encima de su valoración previa a la venta Ferro (Iron) de Alberto Burri, que fue concedida por £ 450,000.

 

 

Hubo un gran interés en Halcyon 2 de Bridget Riley, una pintura vibrante y alucinógena de 1972. Invisible para el público durante casi medio siglo, superó las expectativas de preventa, adjudicándose por £ 2’602,500.

Dos obras de Yayoi Kusama, Infinity-Nets (GKT) e Infinity-Nets (OPQR), fueron entregadas por £ 1,702,500.

 

 

Otros aspectos destacados incluyen la monumental Back with Gloves (2017) de Nicolas Party, que se ofreció por £ 814,500, casi el triple de la estimación baja.

El proyecto más reciente de Yuga Labs, el MAYC o Mutant Ape Yacht Club, una colección de avatares surrealistas, pero peculiarmente encantadores basados en el repertorio original de Yuga Labs NFT, el Bored Ape Yacht Club. Consiste en un Bored Ape fumador con el codiciado rasgo de ojos láser rojo, junto con sus derivados M1 y M2 Mutant, y se vendió por £ 982,500.

e-max.it: your social media marketing partner