Un concepto único de Prada cumple una década de existencia en Marfa, Texas. Se trata de un edificio en medio del desierto con una selección de artículos de la firma que no están en venta, idea que se contrapone al consumismo moderno y es producto de la visión de los artistas Ingar Dragset y Michael Elmgreen, ambos de origen escandinavo.

Creada en 2005, sin embargo, lejos de servir a su cometido de crítica, esta no-tienda se ha convertido en un ícono de la firma y un sitio concurrido por innumerables seguidores de la moda en todo el mundo.

"Prada Marfa es la obra más reconocible que hemos hecho. Es interesante que exista fuera del mundo del arte contemporáneo y que esté creada en el imaginario de la cultura popular y del mundo de la moda. Nuestra intención al construirla fue observar cómo sobrevivía una tienda de lujo en un contexto totalmente distinto. Quisimos hacer una reflexión sobre el consumismo y el desarrollo humano, y la obra conmovió al público general. Nunca pensamos que conseguiría tanta atención internacional", han declarado los artistas que se complacen con el resultado.

 {socialbuttons}

e-max.it: your social media marketing partner