Tras dos meses de la puesta en marcha de la histórica misión Demo-2 de la empresa privada SpaceX, Elon Musk anunció que luego del retorno de los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley a la Tierra sanos y salvos, se había iniciado una nueva era de conquistas espaciales.

El retorno inició el pasado sábado 1 de agosto desde la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) a las 18:35 (hora de México), cuando la cápsula Crew Dragon, en la que viajaban ambos astronautas, marcó dos disparos que hicieron que la nave se alejara.

Poco antes de las 13:00 del domingo, inició el proceso con el cual la nave empieza a reducir su velocidad, preparándose para el descenso; durante éste, hubo unos minutos de corte de enlace en la que es imposible comunicarse. Minutos después, desde el control de la misión se escuchaba “Gracias por volar con SpaceX” a modo de bienvenida, mientras Behnken y Hurley descendían satisfactoriamente en el Golfo de México, zona en la que el buque Go Navigator, dirigido por Bob Potomski, esperaba para el proceso de recuperación, tanto de la nave como de su tripulación.

Entonces, Musk anunciaba a través de su cuenta personal de Twitter: “Dragon is stable in the water”. Finalmente, aprovechó para agradecer a la NASA y SpaceX el éxito de la misión Demo-2. A través de un video difundido en redes sociales, se escucha diciendo al también dueño de Tesla: “Vamos a ir a la Luna, vamos a tener una base en la Luna, vamos a enviar a personas a Marte […] Este día anuncia una nueva era de exploración espacial”.

 

 

e-max.it: your social media marketing partner