Los astilleros reales de Holanda

 

Una marca aparte

Con sede en los Países Bajos, Feadship es reconocida a nivel mundial como la marca número uno en el mundo para yates de lujo. La organización fue fundada en 1949 y el nombre es un acrónimo de la Primera Asociación de Exportación de los Constructores Navales Holandeses.

Mientras que las instalaciones pueden haber cambiado más allá de todo reconocimiento, un sentido de continuidad se impone a través de los siglos, generación tras generación, tras tomar el manto de la construcción de yates más lujosos del mundo.

Hoy Feadship incorpora tres de los nombres más reconocidos en la historia de superyates: Los astilleros Koninklijke De Vries Scheepsbouw, Royal Van Lent e Ingenieros Navales de Voogt. Los tres tienen una historia distinguida que se remonta muchos años antes de la formación de Feadship, que fue llevado a un nivel completamente nuevo una vez unidos bajo la bandera Feadship.

Desde el principio Feadship se dispuso compartir los detalles de su flota, tanto con los clientes como con el público en general, los cuales quedaron fascinados por la evolución de los superyates. El artículo que está leyendo continúa con una larga tradición de dar a conocer los mejores yates del mundo.

La gran mayoría de los yates que aparecen en esta flota todavía surcan océanos del mundo. A medida que usted lea, tome su tiempo para reflexionar sobre los cientos de individuos astutos que han encargado un Feadship, los cuales han invertido en un placer que constituye una enorme creatividad. En última instancia, la historia de la flota mundial Feadship es una historia sobre los propietarios que pidieron estos barcos...

 

 

 

 

 

 

Una mirada de orgullo

Con la incorporación de las últimas tecnologías y materiales, los Feadships del siglo 21 están muy lejos de aquellos construidos hace décadas. Pero las raíces de la historia de Feadship -las hebras en nuestro ADN- se remontan a mediados de la década de 1800. Varios barcos se han construido en Royal Van Lent desde 1849.

Artesanos incontables han trabajado en este prestigioso astillero, ya que esta imagen fue tomada hace casi un siglo, pero las caras continúan transmitiendo el mismo mensaje: "Sabemos cómo construir barcos... Y nos encanta hacerlo".

 

Con un propósito en mente

No son sólo los estilos de ropa que han sido alterados dramáticamente durante los años -las instalaciones también han cambiado más allá de todo reconocimiento en los astilleros de Feadship-. Sin embargo, un sentido de continuidad se impone a través de los siglos, del mismo modo que generación tras generación toma el mando en la construcción de los mejores yates del mundo. La fuerza de trabajo de  De Vries toma un respiro bien merecido en 1931, trabajando en el astillero de Aalsmeer que se abrió por primera vez en 1903. Esta es la tranquila confianza y sentido de propósito que permanece grabado en los especialistas de Feadship hasta el día de hoy. 

 

Nueva York, Nueva York

El reconocimiento de los yates verdaderamente excepcionales que Feadship podía ofrecer llegó en el Salón Náutico de Nueva York de 1951. Varios barcos fueron embalados y enviados a través del Atlántico en perfecto estado, lo cual era una hazaña en este momento. 

Los meses de preparación de los dividendos pagados surtieron efecto, los estadounidenses se sorprendieron al ver el uso de Feadship con el acero, una especialidad holandesa desde 1930, una artesanía casi desconocida en este momento en Estados Unidos.

Las órdenes rápidamente comenzaron a fluir a través del Atlántico para crear yates en acero y aluminio, la reputación de Feadship y el tamaño de los buques comenzó a crecer. A principios de 1970 la popularidad de Feadship era altísima. Henry Ford y Malcolm Forbes eran dos individuos que atraían a una gran cantidad de gente famosa que aprovechaba la oferta de este grupo único -para diseñar y construir un yate completamente hecho a la medida, uno con un rendimiento difícil de igualar-. 

 

 

Una mirada global

La década de 1970 vio un enorme incremento en la navegación transoceánica, se confirmó el ascenso de Feadship a la fama mundial. El Medio Oriente se convirtió en otro importante mercado, seguido rápidamente por el Lejano Oriente. Independientemente de qué continente provenían los propietarios, cuando se les preguntaba qué tipo de barco tenían, “un Feadship” era ahora la respuesta: El nombre se había convertido en una identidad corporativa con su propio derecho.

El resto, como dicen, es historia, y Feadship ha disfrutado de un progreso continuo, impulsado por el mercado durante décadas. Instalaciones cada vez más especializadas apoyan una filosofía del grupo en constante aumento con la calidad y la proporción de una red de servicio postventa inigualable.

Procedimientos de gestión racionalizada han respaldado las tres empresas de Feadship y sus filiales. Las generaciones de las familias De Vries y Van Lent han ejecutado una estabilidad en sus astilleros que no tiene precio. 

 

Tres en uno

La tercer parte de esta historia de éxito por parte de Feadship, es la marca de arquitectos navales De Voogt. Esta compañía que abre sus puertas en 1913, también cuenta sus inicios en la construcción y el diseño de yates. Mientras tanto, la sociedad de las familias De Vries y Van Lent creció -así como el tamaño y prestigio de sus proyectos-. Henri De Voogt y su hijo Frits decidieron enfocarse solamente en el lápiz abordo. Desde entonces la compañía De Voogt de arquitectos navales se ha convertido indiscutiblemente en el líder de su campo, diseñando y creando cientos de barcos increíbles. 

 

Los primeros días

Si bien, nuestra historia exhibe principalmente los lanzamientos de la marca desde 1949, los tres socios de la excelencia también fueron responsables de muchas creaciones antes de la formación de Feadship. Tanto en términos de diseño como de construcción, las familias Van Lent, De Vries y De Voogt tenían una gran demanda entre clientes tan diversos como el Sha de Irán, empresarios brasileños, magnates estadounidenses y la familia real holandesa.

Además de los yates que se convertirían en el sello distintivo Feadship en décadas posteriores, los yates construidos en la primera mitad del siglo XX, incluidos algunos veleros excepcionales y diversas obras de arte de madera, compondrían la gama del astillero. Incluso en estos primeros días, la alta calidad y las características distintivas de Feadship pueden ser claramente identificadas. 

 

Clientes exigentes

El cliente siempre tiene la razón. Cuanto más exigente es el cliente, mejor será el resultado. De abajo hacia arriba, en nuestras organizaciones, Feadship está tripulado por personas que sienten pasión por la calidad de los yates que construimos.

Los requisitos del cliente no se utilizan como excusa para ser ineficientes -son vistos como la justificación para sobresalir y demostrar dominio en nuestro oficio-. Muchos astilleros tratan de eliminar la visión del cliente por la estandarización del proceso o incluso del yate completo.

  Si bien esto es visto dentro del segmento medio y bajo del mercado, cada Feadship está hecho a medida de los deseos de su propietario. 

 

 

 

Sea minucioso

Si usted puede ver la calidad, nosotros estamos agradecidos. Nuestro objetivo es tener una cuota de mercado significativa, y no necesariamente ser los más grandes. Para existir, tenemos que ser vistos, razón por la cual siempre estaremos en el 'top cinco' mundial de los grandes constructores de yates. Esto quiere decir que no estamos impulsados por la salida de nuestros yates. En los días buenos, tendremos tiempos de entrega un poco más largos. En un mercado lento, todavía tendremos suficiente trabajo. Aunque nuestra salida sigue siendo limitada, construir sólo para clientes que aprecian lo que hacemos es nuestra motivación. Tome un paseo a través de nuestros yates, terminados o en construcción, y verá algunas de las características superiores que no se comparan con nada que haya visto en el mercado. 

 

 

De nuestro personal al suyo

Navegar es un placer. Un buen barco logra que una tripulación se mantenga unida y feliz. Su tripulación estará feliz cuando todo funciona como debe. Y en caso contrario, el servicio de Feadship está a una llamada telefónica o email de distancia. Situar las cosas correctas en el primer lugar evita un disgusto y mejora la experiencia, ya que el barco estará listo cuando usted lo desee.

 Silencioso y confortable, con su tripulación residente en las mejores cabinas del negocio.

 

 

Ver más astilleros

 

Texto: ©Feadship ± Foto: ©Feadship

e-max.it: your social media marketing partner