Una historia de éxito

El astillero Sanlorenzo, fundado en Viareggio por Giovanni Jannetti, se ha dedicado a la construcción de yates motorizados de alta calidad durante más de 50 años.

En 2005 Massimo Perotti -anteriormente Director General de Azimut-Benetti, donde su carrera había progresado durante 23 años-  consiguió el astillero del fundador, adquirió la compañía y comenzó en Viareggio una nueva división de construcción de diferentes gamas de superyates, en planeo y  semidesplazamiento, en metal y materiales compuestos. En 2009 se construyó el buque insignia de la marca, un casco de semidesplazamiento en acero con superestructura de aluminio, 46 mt LOA. 

Desde el 2005 hasta el presente, el astillero ha estado experimentando un crecimiento extraordinario, sin embargo, ha mantenido su talento para customizar cada yate de acuerdo al diseño particular de cada yatero.  

Desde hace medio siglo, el astillero ha construido más de 600 yates, “cada uno es diferente de otro, como su dueño”, acorde con el hecho de que está celebrando su 50 aniversario. Con esta gerencia, Massimo Perotti ha sido capaz de levantar, en tan solo cinco años, una ganancia de 40 a 200 millones de euros.  

 

 

 

 

Hoy en día, la producción de Sanlorenzo se basa en tres gamas: el planeo grp de yates a motor desde los 62 metros hasta los 118, construido en Amgelia (provincia de La Spezia) a las orillas del río Magra, en una bella reserva natural donde también se encuentra el cuartel general de la compañía. El grp de semidesplazamiento y planeo de yates a motor que va desde los 92 metros hasta los 160, y el superyate de metal que va desde los 40 hasta los 60 metros, construido en el astillero más reciente de Viareggio. 

La peculiaridad de Sanlorenzo ha sido aquella de mantenerse y desarrollarse a lo largo del tiempo mediante valores básicos: la personalización absoluta; formas estables mediante la última moda en interiorismo, sin crear estrés por ser demasiado llamativo o llevar los conceptos al extremo; una mano de obra altamente ágil, cuidado por los detalles y acabados; las últimas soluciones en términos de seguridad, confort y desempeño; innovación continua en sistemas y procesos de construcción para poder constantemente actualizar cada modelo. Estas son las claves del éxito de Sanlorenzo.

 

 

 

 

Una actitud muy particular de Sanlorenzo es su sensibilidad hacia el medio ambiente. La localización dentro de la reserva natural de Montemarcello-Magra ha agudizado esta actitud. Un valor que siempre ha sido compartido por los dueños y la gerencia el cual lo llevó a la certificación de  Uni En Iso 14001, que garantiza el mejor control en el impacto ambiental del proceso y la producción de los servicios. El próximo paso es un diseño de producción completamente “verde” en el sitio que está actualmente en construcción, este hecho fue internacionalmente galardonado con el “Belle Classe” por el Club de Yates de Mónaco, entre otros. 

El “network” de Sanlorenzo está basado en un calibrado número de representantes de la marca, la mayoría ha participado en el astillero y son totalmente controlados por él. Su ubicación se encuentra en puntos estratégicos de la congregación internacional yatera: Monte Carlo, Las Antibes, el Golfo de Juan, Cannes, Palma de Mallorca, Rapallo, Porto Cervo, Roma, Venecia, Hamburgo, Sukosan (Croacia)... Además de tener ya un “network” existente, en el 2010 abrió nuevas oficinas y compañías participantes, siempre con la misma lógica en Beijing, Moscú, Beijing, Moscow, Dubái, Ciudad de México, Caracas y Santo Domingo, controlando así toda la zona del Caribe.

Gracias a la fuerza de los puntos específicos de esta marca, Sanlorenzo mantiene un filo competitivo y ha podido reforzar su posición en el levantamiento de resultados del 2009 con un +8%, ganándole a toda la industria naviera. Para el cierre del 2010 tenía un balance de 196 millones de euros en facturación con 17.2 millones de euros Editba.     

En lo referente a los recursos humanos Sanlorenzo está orgulloso de mantener toda su fuerza laboral, compuesta por 200 personas entre ejecutivos y empleados, esto sin recurrir al fondo de despido en el 2010 o los años previos a este. 

 

 

 

 

 

 

Esta política de recursos humanos es esencialmente una inversión para Sanlorenzo, para reforzar su posición actual y desarrollar un crecimiento de término medio calibrado, siempre ha sido el estilo y la filosofía de la compañía.  

Todas estas políticas desarrolladas cuidadosamente, aunado a la innovación y tradición, producto de la actitud de los conceptos sobre el cuidado del medio ambiente, no sólo suman cinco premios internacionales por diseño y características de sus yates, sino que también permite escalar a la tercera posición del ranking en el Global Order Book, en el cual, los constructores de los superyates son posicionados por Showboats internacionales. 

El 14 de Junio del 2011, el Sr. Giorgio Napolitano, presidente de la República Italiana, otorgó el reconocimiento al Yate SL104, construido por Sanlorenzo y diseñado por Dordoni, con el premio de la innovación Italiana 2011, por primera vez entregado a un astillero. Sanlorenzo es considerado uno de los constructores de yates más consolidado y estable, comparado con astilleros de gran reputación de Europa del norte, mientras que en el sur de Europa se ha vuelto ya un astillero de referencia en términos de calidad a la hora de personalizar, estabilidad en el mercado y  confianza.

 

 

 

Ver más astilleros

 

Texto: San Lorenzo Yachts ± Foto: ©Sanlorenzo Yachts

e-max.it: your social media marketing partner