Tips

  • En Noruega los cambios de clima suelen ser inesperados, sin embargo prevalece el clima propio de las zonas glaciales. Durante el invierno, es recomendable ropa que proteja muy bien del frío, para otoño y primavera el impermeable es uno de los imprescindibles y el verano permite ropa ligera, aunque en las noches se puede sufrir un poco de frío.
  • El límite de dinero con el que se puede ingresar al país es el equivalente a 25,000 coronas noruegas (unos 4,000 dólares), en el caso de los cheques de viajero no hay un límite establecido.
  • Viajar en auto es recomendable, sin embargo se debe estar bien informado sobre el estado del tiempo, pues durante el invierno se cierran algunos caminos y carreteras.
  • El esquí es una de las principales actividades invernales. Las autoridades sugieren no alejarse de las pistas de esquí y rutas establecidas, ya que las avalanchas son un peligro inminente.
  • Las experiencias que se viven durante las expediciones a los glaciares suelen describirse como increíbles; pero es necesario contar con el equipo adecuado para trecking en hielo, además de ir acompañado por un guía.
  • Para disfrutar de las actividades al aire libre es necesario consultar siempre las condiciones meteorológicas del día, de esa manera se pueden programar actividades adecuadas al clima, sin arriesgarse a que se arruine el paseo.

 

 

 

Tops

  • Algunas de las mejores actividades en las que se pueden disfrutar de magníficos paisajes son las caminatas por los fiordos y las montañas de los parques nacionales. En promedio, los recorridos no presentan dificultades técnicas y las caminatas duran entre tres y cuatro horas.
  • En las Cuevas Blancas Mágicas, resguardadas por la montaña blanca de Anorthosit, se puede disfrutar de tradiciones, misticismo y un gran espectáculo natural.
  • Los fiordos se distinguen por sus tierras fértiles, por lo que durante el mes de mayo se disfrutan de hermosos y coloridos paisajes, gracias a la floración de los árboles frutales. Los viajeros también pueden visitar las numerosas plantaciones de cerezas, manzanas, peras y ciruelas.
  • Hasta años recientes, los faros que guiaban a las embarcaciones se operaban manualmente, por lo que había necesidad de “vivir” en ellos. Pero desde la década de los 90, en que fueron automatizados, se convirtieron en un atractivo más para el turista, debido a su singular belleza. En la actualidad muchos de ellos funcionan como hoteles boutique. 
  • Cada año, el 10 de diciembre, en el Ayuntamiento de la ciudad de Oslo se celebra la entrega del Premio Nobel de la Paz, lo que convoca a un sinnúmero de personalidades y visitantes que aprovechan para dar un recorrido por el Centro Nobel de la Paz; recinto que exhibe una exposición de los ganadores de este reconocimiento a lo largo de la historia.

 

Texto: AMURA ± Foto: Asgeir Helgestad/Artic Light AS/visitnorway, Norwegian Visual Artists © Society

e-max.it: your social media marketing partner