Tips

 

  • Existen dos aeropuertos para arribar a Berlín, uno en Tegel y otro en Shonefeld, donde el primero es el más cercano al centro y occidente de la ciudad, en tanto que el segundo es el más alejado. Sin embargo, este año se consolida un único aeropuerto, denominado Berlín-Brandenburgo Willy Brandt, por lo que vale la pena saber en qué estatus se encuentra.
  • Berlín es una ciudad particularmente fría en invierno, sobre todo para aquellos que provienen de latitudes más tropicales, por lo que es recomendable llevar ropa de invierno. Y aún en el cálido verano, se debe incluir un abrigo en el equipaje.
  • Si se recorre Berlín en auto por la noche, los controles son muy estrictos y con una sola cerveza se puede dejar de pasar la prueba de alcohol, por lo que se aconseja emplear chofer o simplemente no arriesgarse a conducir, aún perfectamente sobrios, tras disfrutar en algún bar o centro nocturno.
  • En las librerías de Berlín se vende una guía especializada; ésta contiene catorce diferentes rutas recomendadas y también incluye una explicación general y datos históricos e información de interés, por lo cual, es muy recomendable.  
  • Hablar alemán facilita las cosas, pues los alemanes se aferran mucho a su cultura, incluso pueden mostrarse reacios a darse a entender en otro idioma, pero con un nivel intermedio de inglés, se puede disfrutar y entender perfectamente, incluso hay alemanes que hablan español y no son pocos. Lo importante es expresarse con gran educación para evitar hostilidades.
  • Los lunes es común que los museos estén cerrados, mientras que los jueves son gratuitos, por lo que hay más gente, a veces desde el miércoles por la tarde. Se recomienda por lo tanto visitarlos en martes o viernes, así como consultar los horarios.
  • Existen muy diversos tours en Berlín, algunos muy temáticos y específicos. Los recorridos por sitios históricos suelen ser muy buenos, son los más recomendables, sin embargo, algunos tours alternativos ofrecen una visión más joven, cosmopolita y fresca de la ciudad.

 

 Es muy notorio el cambio de estaciones en Berlín, con un colorido otoño. Es muy notorio el cambio de estaciones en Berlín, con un colorido otoño.

 

Tops

 

  • Una visita obligada si se viaja a Berlín, es la Isla de los Museos, declarada Patrimonio de la Humanidad y el perfecto ejemplo de por qué esta ciudad es un pilar de la cultura mundial.
  • Se debe tomar en cuenta que una gran cantidad de edificaciones antiguas de Berlín, fueron destruidas durante la II GM, por lo que muchas de ellas son reconstrucciones de sus originales y por lo tanto, testigos de la resurrección de la capital alemana.
  • En la plaza Gendarmenmarkt, se encuentra Fassbender & Rausch, que más que una tienda, es un templo chocolatero muy tradicional y único de Berlín. Todo amante del chocolate debe visitarlo y llevar más de un producto.
  • Si se es amante de las cervezas, Berlín las tiene todas y cada una vale la pena, por lo que una tarde de degustación de las diferentes marcas locales, es una experiencia por demás agradable.
  • Queda muy poco del muro de Berlín, pero mucho vale la pena apreciar de cerca este referente cultural tan importante, dado su significado geopolítico y de identidad profundamente alemana. Tiene muchas historias qué contar.
  • Se requiere paciencia, pero es muy recomendable una visita al Bundestag (Parlamento Federal), para contemplar la impactante vista y acción desde su cúpula, para lo cual es necesario realizar una previa reservación, la cual puede demorar o complicarse, ya sea por internet o en el mismo sitio. Se recomienda visitar de día, ya que de noche, los cristales podrían empañarse y tener poca o nula visibilidad.
  • Durante el día, vale completamente la pena recorrer Berlín en bicicleta, pues este transporte es una gran tendencia en la ciudad y permite apreciarla bajo una perspectiva más vívida y libre.

 

En invierno abundan los mercados navideños en Berlín.
En invierno abundan los mercados navideños en Berlín.

 

Interior del edificio Reichstag, donde se puede apreciar una gran vista. Interior del edificio Reichstag, donde se puede apreciar una gran vista.

 

Texto: Gwen San ± Foto: © visitBerlin / Flickr

e-max.it: your social media marketing partner