Un tríptico totalmente Corum

Puesto que Corum se ha asociado durante años a las más prestigiosas regatas y a reconocidos veleristas como Loïck Peyron y Ben Ainslie, el paso siguiente para la marca de alta relojería consistía en crear un calibre que combinara una función de cuenta regresiva con cronógrafo. Esto se ha logrado con el nuevo Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta equipado con una función regata completamente desarrollada por Corum.


Incluyendo todas las características propias de la colección Admiral’s Cup creada en 1969, el nuevo modelo Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta confirma enfáticamente el tríptico fundamental de Corum: mecánica de altos vuelos combinada con innovación técnica y gran tradición relojera, un ADN anclado firmemente en el universo náutico, así como un fuerte diseño que se reconoce inmediatamente.
El poderoso, innovador y eficiente modelo Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta palpita al ritmo de un nuevo calibre automático: El CO 040. Este mecanismo va más allá de los desempeños de los relojes clásicos de regata, ya que dicho calibre presenta una función de cuenta regresiva ajustable de 0 a 10 minutos, una presentación numérica de tipo apertura que garantiza perfecta legibilidad, y un cronógrafo capaz de cronometrar hasta 12 horas de carrera.

 


Antes de la primera señal de partida de la regata, la cuenta regresiva se programa mediante la corona según los minutos establecidos por los criterios de la regata entre 0 y 10 minutos, empezando a contar desde el momento en que se presiona el pulsador. La función de cuenta regresiva del Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta empieza a restar los minutos hasta el inicio de la carrera. Si se ajusta a 10 minutos, la transición a 9 en la ventanilla que señala la flecha a las 3 horas hace un salto luego de 60 segundos y así sucesivamente, hasta llegar al 0, cuando el disparo final marca el inicio de la carrera.
El movimiento regata permite al competidor ajustar la cuenta regresiva en función de los minutos establecidos entre el primer disparo y el último previo al inicio de la regata.
Cuando los barcos pueden finalmente cruzar la línea de partida, una ingeniosa rueda “loca” bloquea el engranaje de cuenta regresiva, mientras el cronógrafo sigue andando para contar hasta 12 horas de carrera a través del segundero central y los contadores de 30 minutos y 12 horas, a las 12 y 6 horas respectivamente. Este cronógrafo de gran precisión palpita con una frecuencia de 4Hz (28.800 alternancias/hora).


Mientras que la colección se rediseñó totalmente en el año 2013, con la llegada de la línea AC-One, la caja de 45mm de diámetro se ciñe fielmente a los códigos de la colección Admiral’s Cup, incluyendo el icónico bisel de doce lados, y los gallardetes náuticos en el aro interno del bisel.

 


 En esta arquitectura delicadamente integrada, en la que alternan acabados pulidos y satinados, inserciones negras con tratamiento de PVD están engastadas entre la carrura, el fondo y el bisel. La caja, elaborada en titanio grado 5 con bisel negro recubierto de PVD, es hermética hasta 300 metros, y viene dotada de un fondo de cristal de zafiro que permite admirar los acabados del calibre CO 040 y la masa oscilante tratada en PVD negro.


La esfera negra hace un elegante contraste con los indicadores y agujas dotados de detalles en superluminova, complementados con algunas notas deportivas en rojo. Finalmente, un brazalete de titanio o piel de cocodrilo con cierre desplegable le dan el toque final de perfección a este fino modelo Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta.

 

 

Texto: Corum ± Foto: Corum

e-max.it: your social media marketing partner