El Omega Seamaster 300 es el reloj que James Bond usa en Spectre, la más reciente película de la saga del agente 007. Elaborado en cerámica negra pulida y metal líquido, esta edición está limitada a 7,007 piezas, cada una con número de serie y el logo de la película grabado en la parte posterior.

Daniel Craig visitó la fábrica de Omega en Villeret donde presenció la elaboración de esta obra única, misma que estará a la venta en boutiques de Estados Unidos justo antes del estreno del film, estimado en noviembre del 2015. 

 {socialbuttons}

e-max.it: your social media marketing partner