Ferrari F12 TDF es el homenaje que el fabricante de Maranello realiza al Tour de France, una carrera emblemática que dominaría Ferrari durante la década de los 50. En esos días, el mítico 250 GT Berlinetta de 1956 fue el ganador en cuatro ediciones consecutivas, y ahora, con Ferrari F12 TDF se está conduciendo fuera de límites lo que entendemos como un auto de carreras, a través de un modelo que estará limitado a 799 unidades.

El ADN de Ferrari se manifiesta a todo lo que da en esta creación que se puede definir como la máxima expresión de la marca en cuanto a diseño, motor, aerodinámica y por supuesto concepto automotriz.

Fabricado en fibra de carbono, con un peso aligerado total de 110 kg, más un motor V12 de 780 CV,  así como prestaciones que van de 0-100 km/h en 2.9 segundos y 0-200 km/h en 7.9 segundos, el F12 TDF tiene un comportamiento excepcional,  especialmente en las curvas, debido al incremento de 8% en la dimensión de sus neumáticos delanteros y que gracias a sus sistema Virtual Short Wheelbase, garantiza una máxima estabilidad y control, tal cual como se requiere en un auténtico y trascendente auto de carreras.

 {socialbuttons}

e-max.it: your social media marketing partner