El diamante Blue Moon, de 12.03 quilates, con un intenso brillo azul y valorado en 48.4 millones de dólares, ya tiene dueña y es más ni menos que una niña de siete años. 

Esto es resultado de una subasta que se realizó en Ginebra, en Sotheby's, donde se realizó esta venta que rompió todos los récords y convirtió a éste en el diamante más caro del mundo.  Se trata del "mayor precio por quilate" en palabras del subastador David Bennett.

Fue Joseph Lau, propietario de la empresa Chinese Estates Holdings, quien realizó la compra del diamante como un obsequio para su hija Josephine, de tan sólo siete años de edad. Es por ello que la gema ha sido renombrada como “Blue Moon of Josephine”.

No es la primera vez que este multimillonario obsequia gemas a una de sus hijas; en noviembre de 2015, adquirió un diamante azul de 9.75 quilates por 32.6 millones de dólares, al cual nombró “The Zoe Diamond”, en honor a su hija Zoe de 13 años. Y como éste, hay otros ejemplos, tanto para Zoe, como para Josephine.  

Lau es la persona 114 más rica en el mundo y construyó el complejo más alto de Hong Kong, al cual llamó The ONE, aparentemente en honor a su novia. Su fortuna se calcula en 9,800 millones de dólares.

 {socialbuttons}

e-max.it: your social media marketing partner