Para festejar los 90 años de su nacimiento, la marca italiana acaba de presentar un nuevo automóvil con etiqueta ECO con 1.000 CV de potencia.

El Ferrari SF90 Stradale, es un superdeportivo híbrido enchufable que se convierte en el más potente de la historia de la escudería. Su diseño y rendimiento hacen homenaje –no solo a los años– sino al trabajo más exquisito de los ingenieros y diseñadores que han logrado un superdeportivo elegante.

Uno de sus propulsores eléctricos está situado entre el motor principal y la caja de cambios de doble embrague, por primera vez de ocho velocidades y situada sobre el eje trasero; los dos restantes se ubican en cada una de las ruedas delanteras.

Con esta configuración, el Ferrari SF90 Stradale se convierte en el primero en circular a una velocidad máxima de 135 km/h sin ningún tipo de ruido, además, de ser el primer modelo de producción en serio de la historia de la marca con tracción total.

Se distingue de otros modelos por ser el primer Ferrari en adoptar tecnología digital de forma significativa; en su interior, cuenta –por primera vez– con un cuadro de relojes totalmente configurable en una pantalla HD curva de 16 pulgadas. También posee un volante rediseñado con un panel táctil y una serie de botones en relieve, desde los que se puede manejar hasta el 80% de las funciones del automóvil.

Quien lo conduzca podrá elegir entre cuatro modos de conducción diferentes: eDrive, 100% eléctrico con el que se puede andar hasta 25 kilómetros; Hybrid, por defecto y que busca optimizar la eficiencia del coche; Performance, en el que el bloque V8 está siempre activo; y Qualify, que utiliza todo el potencial del V8 y de los tres motores eléctricos para un mayor rendimiento.

Aún se desconoce el precio, sin embargo, los responsables de la marca han comentado que estará situado por encima del Superfast y por debajo del de LaFerrari.

 

 

e-max.it: your social media marketing partner