Desde hace más de 22 años, Chopard presentó Happy Sport creando una alegre fusión de géneros, de acero con diamantes y de lo eterno con lo efímero.

Hoy, el reloj y sus míticos diamantes móviles se reinventan en oro blanco y oro rosa de 18 quilates, ambos, resultado de una proeza técnica que aporta una mayor ligereza y destellos.

Los relojes Happy Sport Joaillerie poseen una caja de 36 mm totalmente cubierta de pavé de diamantes. Bajo los dos cristales de zafiro bailan igualmente los tradicionales brillantes, la esfera de nácar fue minuciosamente trabajada a mano en guilloché, símbolo de gran manufactura y testimonio del compromiso de los artesanos de Chopard.

Su corazón late gracias a un movimiento automático ultrafino 96.17-C, declinado a partir del primer movimiento creado por Chopard Manufacture, con una cómoda reserva de marcha de 65 horas.

Happy Sport Joaillerie es una muestra de que Casa Chopard, famosa por su experiencia en los relojes finos, pone especial énfasis en la estética y la técnica.

 

e-max.it: your social media marketing partner