El rey de los osos pardos

Taquka-ac es como llamaban los Alutiiq, antiguos pobladores del archipiélago de Kodiak, al oso que, después de la última glaciación hace 12,000 años, ha estado aislado de otras especies de osos; se trata del Kodiak (Ursus arctos middendorffi) la subespecie más grande de oso pardo y uno de los dos miembros más grandes de la familia de los osos (el otro es el oso Polar).

La tribu de los Alutiiq cazaba al Kodiak para tener provisiones de comida, pieles para vestir y ropa de cama; sin embargo le rendían honor, pues sus historias tradicionales hablan de la naturaleza mística de éstos debido a su proximidad con el mundo de los espíritus; así como la similitud entre osos y humanos.

 

 

Si bien la región de Kodiak es un reconocido destino de pesca que ofrece acceso a las cinco especies de salmón, además de rodaballos, peces de roca, bacalaos y truchas; también es la principal guarida de estos impresionantes ejemplares color marrón y de pelaje abundante, ya que ahí se encuentra el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Kodiak. Se trata de una reserva de 1’900,000 hectáreas las cuales albergan cerca de 3,500 osos, con machos que normalmente pesan entre 360 y 635 kg; peso que aumenta conforme se acerca el invierno y comienzan a acumular grasa para el periodo de hibernación.

Las hembras pueden pesar entre 225 kg y 315 kg. En cuatro patas llegan a medir alrededor de 1.3 m, mientras que sobre sus patas traseras pueden alcanzar una altura de 2.8 m.

Su tamaño se debe a la abundancia de alimento que pueden encontrar y a que no tienen depredadores naturales en la zona. Su alimentación es muy variada e incluye bayas, hierbas, ardillas y, sobre todo, salmón, que llegan a desovar a la región entre mayo y septiembre. Alcanzan la madurez sexual alrededor de los cinco años, pero generalmente es hasta los nueve que tienen con éxito su primera camada. Al igual que el oso pardo, la implantación del óvulo es posterior al momento en que se aparean (entre mayo y junio), por lo que las crías nacen en invierno, entre enero y febrero; las camadas son de dos a cuatro cachorros y suelen permanecer con la madre hasta los tres años, momento en que la hembra vuelve a reproducirse. La mayor amenaza para los oseznos es el canibalismo de machos adultos de otros grupos. Creado por mandato del presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt, en 1941, el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Kodiak no tiene caminos, por lo que el avistamiento de osos se hace durante una excursión de todo el día, con un operador de paseos aéreos, o como excursión desde una de las varias posadas agrestes remotas de la isla.

 

 

 

 

Estrellas de Hollywood 

De la mano de su esposa Lynne, Doug Seus, de 72 años de edad, ha dedicado más de 40 años de su vida a entrenar osos Kodiak, siendo reconocido como uno de los mejores del mundo. Uno de sus compañeros más memorables fue Bart the Bear, un macho Kodiak de 816 kg y 2.9 metros de alto, nacido en Alaska en 1977.

Bart inició su carrera artística en la película Windwalker, en 1980, pero no fue sino hasta 1988, con el filme The Bear, que ganó el reconocimiento del público. En 2000, afectado por el cáncer, Bart murió durante el rodaje del documental Growing Up Grizzly, presentado por Brad Pitt, con quien Bart ya había actuado en Legends of the Fall. Este oso también compartió créditos con actores como John Candy, Dan Aykroyd, Annette Bening, Ethan Hawke, Steven Seagal, Gregory Peck, Alec Baldwin y Anthony Hopkins.

A Bart, también se le recuerda por su participación durante la gala de los premios Oscar en 1998, cuando presentó a los nominados por mejores efectos de sonido.

Actualmente, Doug Seus presume de su amistad con Little Bart o Bart II, otro oso Kodiak nacido en 2001, en Alaska, el cual apareció en las películas Dr. Dolittle 2, Without a Paddle, An Unfinished Life e Into the Wild; además de apariciones en episodios de las series CSI, Scrubs.

 

 

 

 

Conservación y amenazas

Alaska tiene el 98% de la población de oso pardo de Estados Unidos y más del 70% de la población de América del Norte, por lo que el Alaska Department of Fish and Game realiza un importante esfuerzo para su conservación; esto incluye mantener estables las poblaciones de osos en todo el estado, conservar su hábitat, prevenir la sobreexplotación y realizar estudios para entender las necesidades de la especie, para que puedan coexistir con los seres humanos.

Su caza está permitida, pero se restringe a dos temporadas, la primera entre abril y mayo y la segunda entre octubre y noviembre; además se otorga un número limitado de permisos cada año. El avistamiento de osos es una de las actividades más populares que se realizan en las islas y también puede tener serios impactos en las poblaciones de osos si no se realiza correctamente. Muchos de los guías llevan a las personas a los lugares en que los Kodiak se alimentan y si éstos evitan esos lugares porque la gente está ahí, probablemente no obtengan el alimento necesario para subsistir en el invierno.

 

 

Texto: Alicia Gutiérrez ± Foto: frw / JUMPRACHE / RU WL / UTES WIERF / WPS / WIDEHD / KLS / QUI.N.S

e-max.it: your social media marketing partner