El espíritu malgache

Aunque muchas personas los relacionan con otras especies de animales, los lémures pertenecen al orden de los primates, esto significa que están emparentados con los chimpancés, simios, y por supuesto, el hombre. Son endémicos de Madagascar y existen alrededor de 50 especies diferentes. Entre las más conocidas se encuentran el lémur de cola anillada, el indri, el lémur ratón gris, el aye-aye y el lémur negro.

En la antigüedad, para los romanos y los etruscos, los lémures eran los espíritus de la noche, considerados generalmente como entes malignos que atormentaban a los hombres. Debido a sus hábitos nocturnos y sus ojos reflectantes, casi fantasmagóricos, Carlos Linneo (naturalista y botánico sueco, estableció los sistemas para clasificar a los organismos vivos)  asignó el término a esta especie; sin embargo, estos pequeños primates están lejos de ser una amenaza, por el contrario, la mayoría están catalogadas como especie amenazada o en peligro de extinción.

 

 

 

Comportamiento y costumbres 

Suelen vivir en grupos familiares pequeños, pero muy unidos, de 15 a 20 miembros aproximadamente. Los líderes de estas familias son las hembras, son ellas quienes deciden a dónde ir o dónde descansar, además tienen prioridad a la hora de alimentarse. Algunos de estos grupos están formados exclusivamente por las hembras y sus crías, ya que éstas han expulsado a todos los machos.

Las diferencias entre ambos sexos son mínimas, por lo que es muy difícil distinguirlos; de hecho, es la única especie de primates en la que ambos son tan similares. Viven la mayor parte del tiempo en los árboles y las formas en que se comunican son por demás interesantes; cada grupo o familia posee sonidos específicos para comunicarse entre sí, como si se tratara de una jerga grupal.

 

 

 

Diversidad de lémures

Los lémures de cola anillada son una de las especies más conocidas. Son perfectamente identificables por los anillos blancos y negros de su cola. A diferencia de la mayoría de los otros lémures, también realizan actividades durante el día y pasan mucho más tiempo en tierra.

El indri es la especie más grande que existe de lémur. Pueden llegar a medir hasta 70 cm y pesar alrededor de 10 kg. Los malgaches lo llaman babakoto, que significa “ancestro” o “pequeño padre”. Los nativos tienen prohibido consumirlo o cazarlo, ya que les recuerda a sus ancestros, motivo por el cual esta especie en particular recibe cierta protección. A diferencia de otras variedades de lémures, los indri mantienen una sola pareja durante toda su vida y comparten territorio sólo con su descendencia.

En contraparte, una de las variedades menos protegidas es el aye-aye. Su fisonomía, poco agraciada, recuerda vagamente a la de un roedor y muchas veces llegan a confundirlo. Esta especie se ha visto seriamente amenazada por los lugareños suelen matarlos si aparecen cerca de los pueblos, por considerarlos de mal agüero o que atraen malos espíritus.

 

 

 

 

Especie protegida

A pesar de los esfuerzos por preservar esta especie, su número continúa decreciendo. La mayor amenaza es la dificultad por mantener su ecosistema. Al esfuerzo por salvaguardarlos se suman varios grupos de científicos, así como las comunidades locales que viven de los grupos de turistas que acuden a los parques nacionales de Madagascar para verlos en su hábitat natural.

 

Texto: Rebeca Castillo ± Foto: ROB SAN / ADENTSAS / National Geographic / twls

e-max.it: your social media marketing partner