Bosque de vida sagrada

La cultura hindú manifiesta un profundo respeto por todas las formas de vida, es inherente a su pensamiento, enraizado incluso en sus preceptos místicos y religiosos.

Además de la riqueza natural y de biodiversidad de gran valor que se encuentra en el santuario de vida silvestre de Gautala, la escencia de este parque proviene de la divinidad. Según cuenta Aabha Lalasa, uno de los brahmanes (sacerdotes) más respetados de la región, antes de alcanzar la iluminación, Buda pasó varios años de perpetuo ayuno en el bosque. Debido a ello, es que al parque de Gautala también se le llama monte Abhayaranya (que literalmente significa santuario) y que refiere a un lugar de naturaleza divina; pero la villa de Gautala, inmediata al santuario, también guarda cierto misticismo, ya que su nombre proviene de un Maharishi (maestro místico hindú) de los tiempos védicos llamado Gautama Rishi, quien habitó una cueva donde, a decir del mismo maestro Lalasa, este Saptarishis (uno de los siete sabios hindúes) entró en contacto con la divinidad a través de los mantras de los textos sánscritos.

 

 

Biodiversidad y conservación

Conocido como refugio de sabios e iluminados desde tiempos remotos, esta reserva natural que cubre un área de 26,062 hectáreas  fue declarada como santuario a mediados de los años 80, por el gobierno de Maharashtra. Ubicado a unos 72 Km de Aurangabad, una ciudad que está mostrando un rápido crecimiento, se trata de un bosque tropical seco caducifolio, hogar de diversas especies de animales silvestres, reptiles y aves, así como plantas altamente cotizadas debido a sus propiedades medicinales. Entre sus árboles más abundantes se encuentran ejemplares fuertes y de mediana altura como el anjan, khair o dhawada, del cual se extraen taninos y la goma ghatti, altamente usados en la industria india y en el mundo. La vegetación común incluye Euphorbia spp; una planta de gran toxicidad cuyo látex presente en el tallo puede ser usado en la fabricación de pinturas y otros productos industriales.

Los valles cercanos a ríos incluyen especies más húmedas, como Terminalia arjuna, comúnmente conocido como arjún; un árbol nativo del que se alimenta el gusano de seda, clave de la industria textil de la India, además de tener efectos medicinales para controlar la presión, el asma y el sistema cardiovascular, así como para picaduras de insectos, envenenamientos, entre otros.

Otra especie presente en estas áreas es el sándalo o chandan, un árbol aromático del que se extraen aceites medicinales y esencias frecuentemente usadas con propósitos rituales, así como en la industria de los perfumes.

 

 

Manantial de vida

A pesar de considerarse una zona seca, existe una buena vegetación que provee de alimento a diversas especies animales. Entre los mamíferos más comunes de este bosque podemos encontrar al oso perezoso, así como al chinkara o gacela de la India, jabalís, panteras, murciélagos, gatos de la selva, varias especies de monos, gato civeta, ciervo barking, el nilgai o toro azul de la India, ciervo sambar, zorros, chacales, langur (un primate originario de la India que incluso se considera sagrado), lobos, leopardos, entre muchos otros.

Alrededor de 230 aves han sido observadas en esta zona, muchas de ellas aves zancudas como grullas, ibis, espátulas o cigüeñas, además de otras especies como el porrón, pavo real, codorniz y algunas aves galliformes.

Otro sector importante de la fauna del santuario son los reptiles, como cobras, krait, keelback (o culebra de colmillos posteriores), python, víbora ratonera, además de varios lagartos vigía o monitor lizzard.

 

 

 

 

 

A unos 3 Km del santuario se encuentra Kannad, el poblado más cercano, mientras que el aeropuerto más contiguo es el de Aurangabad. Existe un tren que conecta Chalisgaon en la línea ferroviaria de Mumbai. La mejor temporada para el turismo es en los meses de enero a marzo, ya que otras temporadas del año suelen presentar fuertes lluvias o condiciones climáticas menos favorables.

Existen diversos proyectos de plantación y preservación del suelo y agua de este bosque sagrado. En 2014 se instalaron 8 cámaras resistentes a condiciones como el calor y la humedad,  que permiten gestionar mejor la vida del santuario y así proteger de forma más eficiente sus recursos, evitando la caza furtiva prohibida y para mejorar los resultados del censo anual de fauna. Los sensores de movimiento y visión nocturna de esta tecnología se conjugan con un sistema de posicionamiento global, lo que permite captar a detalle a cada una de las especies que crucen por el lente de las cámaras, mismas que no son estáticas, sino que realizan recorridos por toda el área del parque.

La actividad para preservar estos santuarios es vital para la biodiversidad del planeta, pues en sus territorios existen especies de gran belleza e importancia y que difícilmente se encuentran en otras regiones del mundo, o que incluso ya no existen más que en la India.

 

 

 

 

 

Texto: Lizethe Dagdug ± Foto: DINESH TAMBAT / GET INDIA / NATIONAL GEOGRAPHIC / ROBERTG NELSON / JAISALMER / PANORAMIO / ADITYA SONAR / PMA

e-max.it: your social media marketing partner