Acompasada revolución

Una revolución revelada en 2006 acompasa la asociación entre Jaeger-LeCoultre y AstonrMartin: Un cronógrafo de arranque vertical, que se activa gracias al movimiento vascular de su caja.

Ingenioso mecanismo el cual permite el arranque,la parada y la puesta a cero del cronógrafo mediante simples presiones sobre el cristal de zafiro del reloj.

El reciente Calibre Jaeger-LeCoultre 751E, que equipa el reloj AMVOX2 Chronograph DBS, ofrece una facilidad de uso extraordinaria, jamás alcanza-da hasta el día de hoy.

El feliz propietario de un reloj como éste tiene el privilegio de pilotear el suyo como se hace a un automóvil. Un solo gesto basta, un gesto tan natural que se convierte en la prolongación de la mano y puede ser efectuado en todo instante, sin perturbar la concentración del usuario.

El arranque y la parada de la función cronógrafo se efectúan con una presión sobre el cristal a las 12horas, mientras que la puesta a cero de los contado-res interviene con un gesto análogo, dirigido esta vez sobre el cristal a la altura de las 6 horas. Un concepto técnico integrado.

El sistema de arranque vertical es un prodigio sin precedente, garante de una facilidad y simplicidad de uso geniales, basado en un nuevo mecanismo integrado en una caja de reloj revolucionaria.

 

 

Un diseño mecánico

Los diseñadores jugaron con la transparencia para dotar al AMVOX2 Chronograph DBS con un alma mecánica, en perfecta armonía con las líneas dinámicas y la potencia del universo automovilístico de prestigio del que se inspira.

El calado en el centro de la esfera permite revelar los puentes y la platina de color rutenio. El puente de soporte de los contadores del cronógrafo es transparente y enarbola una forma que los rodea, presentando un espacio despejado redondo a las 6 horas para dejar lugar al disco de la indicación de marcha decorada con el célebre emblema alado de Aston Martin.

 

Prestaciones de gran utilidad

El reloj AMVOX2 Chronograph DBS posee un alto grado de inventiva mecánica y cualidades como: fiabilidad, robustez, longevidad y precisión.

El AMVOX2 Chronograph DBS revela un temperamento fuera de lo común. La reserva de marcha de 65 horas aumenta el tiempo, durante el cual el reloj funciona con una óptima precisión.

 

Dos ediciones limitadas

El reloj será lanzado en dos series limitadas. Una de 999 ejemplares en titanio. Acompañará a esta edición el primer modelo de la colección de oro rosa satinado, limitado a 300 ejemplares.

Pero este "guardatiempo" de excepción, es también el fruto de intensas investigaciones técnicas y artísticas que expresan perfectamente la comunión de los valores, que unen el legendario constructor automovilístico a la manufactura de referencia de la Alta Relojería.

 

 

 

Texto: Enrique Rosas ± Foto: Cortesía de la marca.

e-max.it: your social media marketing partner