El canto de Noruega

Edvard Hagerup Grieg nació en Bergen, Noruega el 15 de junio de 1843 y murió allí el 4 de septiembre de 1907. Se crió en un ambiente musical, se le permitió estudiar sin interferencias, tuvo un matrimonio feliz, conoció el éxito antes de los 30 años, su dolor más fuerte fue la pérdida de su única hija en su primera infancia y así, en un mero suspiro fue la vida de Grieg. Todo hubiera sido un rayo de sol de no ser por su constitución delicada y esto ensombreció aun sus momentos más felices. Una postración nerviosa, causada por exceso de trabajo, complicada por pleuresía cuando era estudiante en el Conservatorio de Leipzig, lo dejó con un solo pulmón, y un accidente en una de sus manos lo afectó como pianista y director de orquesta. Sin embargo, vivió hasta los 64 años siendo un excelente ejecutante y escribió mucha música, incluyendo la famosa Suite de Peer Gynt, el brillante Concierto para Piano y muchas canciones encantadoras además de música instrumental. Hizo más que cualquiera de sus paisanos para establecer un estilo nacionalista noruego.

Un amigo de la familia, el célebre violinista Ole Bull lo guió hacia la música profesional, Ignaz Moscheles le enseñó a tocar el piano exquisitamente en Leipzig, Niels Gade de Copenhague, le corrigió sus ejercicios y Rikard Nordraak, otro compositor, lo ayudó a fundar en Cristianía la Sociedad Euterpe, cuyos miembros juraban defender y desarrollar el legado musical noruego.  

Cuando visitó Roma en 1870, Franz Liszt tocó su Concierto para Piano a primera vista desde el manuscrito y le aconsejó: “Mantente firme en tu camino, te digo que tienes la capacidad, y no dejes que nadie te intimide”. 

 

 

Concierto para Piano en la menor, Op. 16

Estreno: Leipzig, Alemania, febrero 1872. En el espíritu romántico y melodioso de Grieg, Tchaikovsky percibió a un pariente creativo y con toda naturalidad usó superlativos para alabar este concierto: “¡Qué encanto! ¡Qué calidez y pasión! Qué vitalidad… originalidad y belleza…”. Hoy día el Concierto de Grieg nos excita menos. Allá por los 40 y 50 se escuchó demasiado, fue apaleado hasta la muerte y ha envejecido, un hecho que es claro por la forma en que ha desaparecido del repertorio de los pianistas de primer nivel. Solamente es justo agregar que los que hemos cambiado somos nosotros, no el Concierto. Su encanto juvenil, su frescura y su vigor aún permanecen allí. 

 

 

 

Guía Musical

Primer movimiento (Allegro molto moderato): Un redoble de timbal que aumenta en volumen abre la puerta para una entrada furiosa que proclama el piano seguido de inmediato al tema principal que tocan los alientos. A partir de este momento la música se desenvuelve con vigorosa determinación culminando en un pasaje brillante para el solista al piano.

Segundo movimiento (Adagio): Este pasaje es triste, romántico e irresistible bañado por el resplandor pálido del ocaso nórdico. Es el corazón de la composición y un momento mágico.

Tercer movimiento (Allegro moderato molto e marcato -Quasi presto- Andante maestoso): Arranca con vigor y exuberancia. Cuando el tumulto se tranquiliza escuchamos una melodía que canta suavemente, típica de Grieg. Es solamente un interludio pasajero, porque la vitalidad original se planta de nuevo frente a nosotros y la música avanza hacia un clímax desbordante.

 

 

 

En 1867 Grieg se casó con el amor de su vida, su prima Nina Hagerup. Para ella escribió su canción más famosa: “Te amo”. Ella cantaba esta pieza en forma encantadora. A su lado ofreció conciertos en toda Europa, portando un aire frío y puro de los fiordos noruegos a las malolientes salas de conciertos. Su música es lírica y refinada, y hace un uso libre de las melodías folclóricas nativas. Les dejó la ópera y la sinfonía a compositores de ideas más robustas.

Lo pensionó el gobierno noruego, además de otorgarle numerosos honores y distinciones de muchos países. Cambridge y Oxford le otorgaron doctorados en Música al mismo tiempo que a Tchaikovsky, Saint-Saëns y Bruch.

 

Peer Gynt (Suites para Orquesta)

Peer Gynt es su simbólico drama poético, producido en 1867. El héroe es un personaje del folclore nórdico, que en la obra de Henrik Ibsen es un ser vanidoso, egoísta, presumido y mentiroso patológico. Vive solo con su anciana madre, Ase. Invadiendo la ceremonia nupcial de su exnovia Ingrid, la rapta y conduce a las montañas. Después de que Ingrid lo abandona, se convierte en un proscrito y tiene varias experiencias, incluso una con la hija del Rey de los Troles en el salón del Rey de la Montaña. Cuando los troles lo atacan Peer es salvado por el sonido de las campanas de una iglesia que los espanta, y huyen despavoridos. Establece su hogar en el bosque a donde lo sigue Solveig, que está enamorada de él. Pronto la abandona y va a su casa materna en donde Ase se está muriendo. Entonces, vuelve a sus andanzas pasando un cuarto de siglo en América, Marruecos y Egipto. Cuando regresa está hecho un anciano, desgastado por sus vicios y encuentra la redención en el amor de Solveig, mujer de constancia y devoción. La obra fue un éxito enorme para el compositor y desde luego, para Ibsen.

No. 1, Op. 46: 1) Amanecer, 2) Muerte de Ase, 3) Danza de Anitra, 4) En el salón del Rey de la Montaña

La primera suite abre con una pintura musical de la naturaleza y su espléndido amanecer. La música está dentro del estilo de una barcarola, como fondo a una melodía bucólica escuchamos ecos de un yodel y cencerros de vacas. Una conmovedora elegía describe la triste muerte de Ase en la obra de Ibsen. La danza de Anitra es un baile rítmico, oriental en tiempo de mazurca. 

El ambiente exótico se refleja en el uso del triángulo. Las cuerdas se encargan de reforzar el ambiente sensual. El movimiento final nos habla de troles y gigantes y gnomos que se mueven en un tema grotesco hasta adquirir el terror de la gran sonoridad. 

No. 2, Op. 55: 1) Rapto de la novia y lamento de Ingrid, 2) Danza árabe, 3) El retorno de Peer Gynt, 4) La canción de Solveig

Aunque la segunda suite es menos conocida que la primera, contiene la maravillosa Canción de Solveig. Su melodía es sencilla, elocuente, muy triste y de gran añoranza. 

Grieg tomó la temática de una canción folclórica noruega. La suite inicia con el rapto de la novia y la melancolía de Ingrid. 

La Danza árabe es exótica y nos lleva al Retorno de Peer Gynt después de años de ausencia de su hogar, para culminar en la inolvidable escena de Solveig.

Cuando Grieg murió dormido dentro de la misma paz que formó su existencia, fue honrado como decano de los Compositores Noruegos. La urna de mármol que contiene sus cenizas fue colocada en los terrenos de su villa Troldhaugen, entre colinas y fiordos. 

 

 

 

 

Aunque su mundo era limitado, fue un maestro indiscutible en lo que hacía.  Era un maestro en pequeño y enorme en su expresividad. Grieg encontró en sus fuentes de inspiración tesoros insospechados de poesía entre rocas y bosques, ricas y deliciosas sonoridades escuchadas en la soledad de lugares poco frecuentados. Nos llegaba al corazón con la inocencia de un niño con su imaginación fresca y llena de asombro.

Dos compositores noruegos merecen un lugar distinguido en su historia. Johann Severin Svendsen (1840-1911) que desborda alegría juvenil y uso notable de la orquesta. Era director y escribió la famosa pieza Carnaval en París además de cuatro sinfonías, de las cuales las nos. 1 y 2 son consideradas como las más importantes en Escandinavia antes de Jan Sibelius. Christian Sinding (1856-1941) estudió en Leipzig y Berlín y pasó su vida en Oslo, salvo un par de años en donde impartió su cátedra en la Eastman School de Rochester, Nueva York. También recibió un estipendio generoso del gobierno. Su música es fluída, ingeniosa e invitante. Sus composiciones para piano son una delicia especialmente los conocidos Murmullos de Primavera.

 

DISCOGRAFÍA GRIEG

 

  • Concierto para Piano y Orquesta en la menor, Op. 16
    Leif Ove Andnes, Filarmónica de Berlín, Mariss Jansons, Director (EMI)
    Horacio Gutiérrez, Orquesta Filarmónica de Londres, Klaus Tennstedt, Director (EMI)
  • Suite Holberg, Op. 40
    Filarmónica de Berlín, Herbert Von Karajan, Director (DG)
  • Piezas líricas, Op. 12 y 43, Sonata en mi menor
    Zoltan Kocsis,Piano (Philips)
  • Música orquestal (Completo) 
    Utah Symphony Orchestra, Maurice Abravanel, Conductor (VOX)
    Solistas, Actores, Sinfónica de Gotemburgo Orchetsra, Pro Musica Charmber Coro, Neeme Järvi, Conductor (DG)
  • Peer Gynt, Op. 23 (Completo), Sigurd Jorsalfar, Op. 22 (Completo)
    Popp, cantantes Ambrosiano, Academia de St. Martin in the Fields, Sir Neville Marriner (Conductor) (EMI) 
    Ameling, Orquesta Sinfónica de San Francisco y el Coro, Edo de Waart, Director de orquesta (Philips)
    Edith Thallaus, Leipzig Radio Chorus, Staatskapelle de Dresde, Herbert Bolomstedt, Cond. (EMI) 
  • Peer Gynt (Música incidental)
    Cyprien Katsaris, Piano (Teldec)
  • Música de piano
    Tuula Nienstedt, Uwe Wegner (BASF) 19 canciones 
    Orquesta Birgit NilssonVienna State Opera, Bertil Bokstedt, 
    Conductor (Decca) 3 canciones 
    Anne Sofie Von Otter, Bengt Forsberg, 25 canciones (DG)
  • Canciones
    Orquesta Sinfónica de Gothenburg, Neeme Järvi,Conductor (DG)
  • Danzas sinfónicas, Op. 64, Danzas noruegas, Op. 35 & Lyric Suite, Op. 54.
  • Sinfonía en do menor
    Bergen Orquesta Sinfónica 
    Karsten Andersen, Director de orquesta (Decca)

 

 

 

Texto: Ricardo Rondón ± Foto: F. Axel Carranza

e-max.it: your social media marketing partner